La cuestión del certificado energético no afecta sólo a las residencias particulares, es decir, a aquellas personas propietarias interesadas en vender o alquilar su casa o piso.

Asimismo, incumbe a aquellos que posean un local comercial y estén interesados en venderlo o alquilarlo. En caso de qué se quiera vender o alquiler un local, se deberá contar obligatoriamente con el certificado energético locales ya que antes de venderlo o alquilarlo se deberá presentar el documento original en el momento de concretar la transacción e, incluso antes, necesitará la etiqueta energética que deberá adjuntarla, junto con las demás características del local, en cualquier anuncio en el que se publicite dicho local.

Consecuentemente, todos los locales comerciales (salvo algunas excepciones que comentaremos seguidamente) que se pongan a la venta o en alquiler desde la entrada en vigor del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, es decir, a partir del 1 de junio de 2013, necesitan realizar la certificación energética.

Excepciones de realización del certificado energético de locales comerciales:

  • Contratos de alquiler realizados antes del 01.06.2013 y renovaciones o prórrogas de éstos siempre que se mantenga el mismo arrendatario.
  • Locales no habitables” en un edificio existente cuando se realiza el proyecto de obra y actividad del mismo para darle su primer uso.
  • Locales en Bruto” susceptibles de una reforma significativa. En el momento en el que se acondicione el local y se realice el correspondiente proyecto de actividad, entonces sí que se necesitará la certificación energética al tratarse como obra nueva.

¿Por qué esta última excepción? La respuesta es sencilla: resultaría absurdo certificar un espacio que será sometido a reformas para poder ser utilizado. Este tipo de locales son aquellos que sólo tienen una toma de agua, una salida de drenaje y las condiciones para instalar un medidor de luz, pero en general no cuentan con contrato para contratar con suministro eléctrico. Debido a la fuerte inversión que implica hacer utilizable un local con estas características, no puede realizársele una evaluación energética.

Por el contrario, un local comercial plenamente habilitado y que además cuente con una calificación energética adecuada, representa sin duda una gran oportunidad para un negocio. Un consumo energético reducido permite maximizar las ganancias y reducir la inversión que se hace para tener un negocio rentable.

¿Eres propietario de un local? ¿Buscas la mejor opción de certificación energética cerca de tu local? Utiliza nuestro comparador y, sin duda, encontrarás la persona ideal para llevar adelante este importante trámite:

Ofertas Certificados Energéticos


Además de elegir un local con una buena calificación en cuanto a eficiencia energética, es importante mantener las medidas adecuadas para continuar con esta línea de ahorro y de hacer crecer los ahorros en cuestión de energía. Por ejemplo, utilizar heladeras y congeladores que a su vez cuenten con una buena calificación energética, focos LED, aislar térmicamente el local, etcétera.

Es importante verificar todos estos aspectos al momento de elegir un local para alquilar o comprar con vistas a establecer un negocio. Como en todos los aspectos de la planeación empresarial, es importante diseñar un programa energético que nos permita mantener a raya los gastos y mejorar las posibilidades de beneficio económico.