Archivos mensuales: abril 2014

//abril

¿Qué es la energía?

La energía ilumina nuestras ciudades, le da movimiento a nuestros medios de transporte y hace que funcione toda la maquinaria en fábricas y talleres. Calienta y enfría nuestras casas, cocina nuestros alimentos, reproduce nuestra música y nos permite ver imágenes en el televisor. La energía se define como la capacidad de realizar un trabajo. Utilizamos energía dentro de nuestro cuerpo para movernos y trabajar. Al comer, nuestros cuerpos transforman los alimentos en energía para realizar todas nuestras funciones. Al correr o trabajar, "quemamos" energía. Los automóviles, aviones, y en general cualquier tipo de maquinaria lo que hace es transformarla en trabajo. ¿Qué queremos decir cuando utilizamos el término "trabajo"? Mover o cargar algo, calentar o iluminar un espacio. Hay muchas formas de energía que la humanidad utiliza para movilizar las maquinarias que ha inventado para simplificar su trabajo. El descubrimiento del fuego le dio al ser humano la posibilidad de calentarse y cocer sus alimentos utilizando energía. Por miles de años las demandas de energía de la humanidad fueron satisfechas únicamente utilizando fuentes renovables de energía como el sol, la biomasa (ramas, madera, hojas secas), la energía del agua corriente y el poder del viento. Si pensamos en barcos cruzando el mar Mediterráneo o remontando ríos en Egipto o China en la antigüedad, lo hacían movidos por el viento o por la propia fuerza humana. El descubrimiento y uso de la fuerza del agua corriente con molinos o sistemas de irrigación permitió facilitar más el trabajo. La energía solar se utilizaba (y se utiliza) para conseguir calor y secar cosas (telas, papel, alimentos). Con la revolución industrial, empezó el uso de los combustibles fósiles para obtener la energía demandada por la creciente industria. Esta explotación [...]

Energías limpias

Nuestras elecciones en cuanto al consumo de energía tienen implicaciones directas no sólo en nuestro presupuesto y quizá la obtención de un certificado de eficiencia energética, sino también en nuestra salud, el ambiente y el clima. Y justo ahora, somos peligrosamente dependientes del carbón y los combustibles fósiles derivados o relacionados con el petróleo para la mayor parte de la satisfacción de nuestras necesidades de energía eléctrica. La generación de energía eléctrica es (a escala global) la mayor causa de la contaminación del aire y de la emisión de gases de invernadero. Un combustible fósil es la peor de las elecciones: una fuente de energía sucia que produce poca electricidad y genera muchas emisiones contaminantes, algunos de ellos con impactos muy negativos tanto en el ambiente como en la salud. Existen, sin embargo, otras formas de generar energía. Las fuentes renovables como el viento y la energía solar generan electricidad prácticamente sin contaminar y sin generar gases de invernadero, además de qué son confiables y sin dificultades pueden generar al menos la mitad de la energía eléctrica que se requiere a escala global, y por años. El mundo necesita avanzar hacia una generación limpia y más saludable de energía, y para ello hace falta que se diseñen políticas más inteligentes que se enfoquen en las metas complementarias de incrementar el uso de energías renovables y disminuir el uso de los combustibles fósiles. Las políticas gubernamentales pueden ser, junto con las decisiones empresariales, un camino viable para desechar el uso de fuentes peligrosas y sucias de energía, como la energía nuclear o el uso de combustibles fósiles, y apoyar el desarrollo del uso de las energías limpias y renovables. Este tipo de impulso es importante también [...]

Las Empresas de Servicios Energéticos

En años recientes, se ha visto un interés creciente en el aprovisionamiento de servicios energéticos para obtener tanto energía como metas ambientales. En particular, existen nuevas compañías proporcionando servicios energéticos a usuarios finales, incluyendo el suministro e instalaciones de equipo eficiente energéticamente, y también la posibilidad de construir o habilitar edificios, que han empezado a operar en el mercado europeo. Lo que define a estas empresas, que se definen como Empresas de Servicios Energéticos (ESCOs por sus siglas en inglés), y que la diferencia de los consultores energéticos tradicionales es que también pueden financiar o conseguir el financiamiento para la operación de los equipos, y su ganancia está vinculada directamente a los ahorros obtenidos. Los servicios energéticos prestados por estas empresas abarcan un amplio espectro, por ejemplo: Análisis y  auditorías energéticas Administración energética Diseño e implementación de proyectos Operación y mantenimiento Monitoreo y evaluación de ahorros energéticos Administración de propiedades e instalaciones Suministro de equipo energético Servicios (iluminación, calefacción...) Evaluación y emisión de certificado de eficiencia energética Una compañía de este tipo ofrece, entonces, servicios energéticos que pueden incluir la implementación de proyectos de eficiencia energética (y también proyectos relativos a la energía renovable), y cuentan con las siguientes características esenciales: Garantizan los ahorros energéticos o el aprovisionamiento de la misma cantidad de energía a un precio menor. Una garantía de desempeño puede asumir diversas formas. Puede girar en torno al flujo real de ahorros energéticos de un proyecto, puede estipular los ahorros que serán suficientes para pagar las deudas a un plazo determinado, o que el mismo servicio y nivel energético sea proporcionado a un menor costo. La remuneración de una compañía de este tipo está vinculada directamente a los ahorros logrados. Pueden financiar, [...]