Archivos mensuales: julio 2014

//julio

Eficiencia energética y energía solar

En un tiempo en qué la eficiencia energética se ha convertido en la única fuente energética que puede revertir el incremento acelerado de las demandas energéticas de la población, debido a qué no estamos hablando de descubrir, explotar o reinventar fuentes, sino de obtener más energía con menos consumo de fuentes, el uso de las energías renovables, a escala habitacional, de transporte e industrial, se ha convertido no en una opción, sino en una necesidad. Como ya hemos abordado aquí en este blog, la certificación energética casa, deja de ser sólo un requisito, sino una primera acción en una cadena que puede llevarnos a consumir menos energía, economizar y ayudar al planeta. En este entorno, es fundamental girar la cabeza y observar como de eficientes son las fuentes alternativas, sustentables y renovables de energía, como por ejemplo, la energía solar. La energía solar es suficientemente eficiente como para marcar una diferencia. Puesto que la energía solar se crea de fuentes renovables, cualquier cantidad de energía que pueda producirse es de gran ayuda tanto para los seres humanos como para el ambiente. Para maximizar la eficiencia de la energía solar, diversos investigadores han mejorado la eficiencia de los paneles solares, que son los dispositivos que recolectan la energía del sol para poder utilizarla. Las mejoras se han hecho sobre todo implementando nuevas técnicas y utilizando materiales de mejor calidad. Una forma de medir la eficiencia de los paneles solares es calcular el porcentaje de la energía solar que el panel convierte en electricidad. La mayoría de los paneles solares convierten alrededor del 15% de la energía solar en electricidad. Los paneles fotovoltaicos experimentales, como los paneles de concentración solar, pueden convertir hasta 40% de la energía [...]

Certificado energético pisos

El propósito general del certificado energético pisos y edificios es reducir el consumo de energía y promover el desarrollo sustentable. Apuntar a la reducción de emisiones que son dañinas para el clima y nuestro entorno ambiental también es una razón y también lo es buscar una forma de ahorrar dinero para lidiar con los efectos de los precios de los combustibles que siempre van en aumento. Un certificado de eficiencia energética describe cómo de efectivo es un piso desde un punto de vista energético. También hace posible compararlo con otros pisos similares. En relación a la certificación, también es posible detectar si un piso puede mejorarse, cómo puede reducirse el consumo de energía y reducir los costos de manutención. Si se siguen las recomendaciones, el piso puede inclusive incrementar su valor en el mercado. Los edificios dedicados al uso habitacional representan aproximadamente el 28% del consumo energético europeo. La certificación energética se basa, como ya te hemos mencionado aquí en el blog de certificadodeeficienciaenergetica.com, en una directiva europea. El objetivo a largo plazo es disminuir el consumo energético en al menos un 20% en un plazo de máximo 15 años. La cuestión es cómo hacerlo valiéndonos del certificado energético. La implementación reciente de esta normativa en España ha creado a su alrededor una serie de mitos y confusiones que impiden en cierta medida que los usuarios comprendan bien cuáles son los beneficios en su implementación. En primer lugar, debemos entender que éstos son en mayor medida a largo plazo. La inmediatez del certificado tiene como objetivo poner un inmueble en el mercado, ya sea para venta o alquiler, puesto que por ley, no se puede alquilar o vender un piso sin contar con el certificado. [...]

La energía solar

Aquí en certificadodeeficienciaenergetica.com, ya te hemos hablado de la importancia de tomar medidas para racionalizar tu uso de energía (no sólo persiguiendo el certificado de calificación energética) y los beneficios económicos que esta decisión puede traerte. Por atractivo que ello resulte, el beneficio más significativo en hacer una evaluación del consumo de energía que hacemos en nuestro hogar o en nuestra empresa es simplemente saber que estamos reduciendo nuestra huella en el planeta. Para acceder a esta reducción creciente del impacto que como individuos y sociedad tenemos en el medio ambiente, es el uso de la energía solar. Pensemos que cada hora, somos tan afortunados de que el sol envíe suficiente energía para satisfacer las crecientes necesidades energéticas de la población mundial por un año completo. Cuando hablamos de energía solar estamos hablando no sólo de la energía "en bruto" en sí que llega a nosotros desde el Astro Rey, sino de la tecnología utilizada para recolectarla y hacerla utilizable. Tristemente, al día de hoy, esa energía sólo se utiliza para producir menos del uno por ciento de la demanda energética de la población mundial. Existen diversas técnicas para lograr transformar la energía solar en otros tipos de energía. ¿Quién de nosotros no conoce los paneles solares? Esas celdas fotovoltaicas que podemos encontrar incluso en las calculadoras de bolsillo. Estas celdas se construyen con materiales semiconductores de forma que cuando la energía del sol las alcanza, "saca" a los electrones de sus átomos e inicia el fantástico flujo de electrones que normalmente llamamos electricidad. Hay otras formas de generar electricidad valiéndonos de la luz del sol. Las plantas térmicas toman la energía del sol y hacen hervir agua, cuyo vapor moviliza una turbina que genera [...]

El consumo eléctrico

La cultura del consumo es algo que ha aquejado a nuestra sociedad desde hace ya varios siglos, pero que experimentó picos inusitados y peligrosos incluso para la supervivencia a largo plazo de nuestra especie en el siglo XX. Se ha ido propagando desde los países industrializados como los Estados Unidos, algunos países europeos y ciertas naciones asiáticas hacia las naciones en desarrollo, llevando consigo la "necesidad" por nuevos bienes, servicios y energía. Tradicionalmente, estos países desarrollados son los que consumen más energía en todas sus manifestaciones: combustibles fósiles, electricidad. En cuanto al consumo eléctrico, por ejemplo, las necesidades en estos países hacen que sus cifras sean elevadas. Los Estados Unidos, contando con sólo el 5% de la población mundial, consumen el 26% de la energía a escala global. Conjuntamente, los Estados Unidos y Canadá consumen el 50% de la energía consumida por los países industrializados, contra 33% que consumen los países europeos. Pero el mapa del consumo eléctrico mundial está cambiando. Otros países, como China, han incrementado su consumo en dimensiones que resultan alarmantes si pensamos en el tamaño de su población: ¿qué pasaría si cada habitante de China desarrolla necesidades energéticas equivalentes a las que tiene un ciudadano estadounidense promedio? Aproximadamente el 80% de los habitantes del planeta tienen acceso a la electricidad. Este número se ha ido incrementando debido sobre todo a la creciente urbanización en todas las latitudes. Pero a pesar de ello, son muy diferentes los usos que personas en distintos países dan a este recurso energético. La casa promedio en los Estados Unidos o Canadá utiliza veinte veces más energía eléctrica que una casa típica en Nigeria, y de dos a tres veces más que una casa típica europea. En [...]

Auditoría energética

Desde que se planteó en el año 2013 la obligatoriedad de certificar la eficiencia energética edificios y casas en España, hemos oído hablar mucho del tema de la eficiencia energética, aunque la preocupación respecto al tema viene de antes. El consumo de energía se disparó en el siglo XX, el uso de combustibles fósiles, la utilización indiscriminada de energía eléctrica, todo ha tenido efectos caóticos tanto a escala ambiental (el calentamiento global es un indicador alarmante), como económicos y financieros a escala global. Todo ello ha empujado a los gobiernos (sobre todo de los países con mayor consumo, que suelen ser los países más industrializados) a tomar medidas para forzar en cierta forma a la población a concientizarse respecto a su uso de todas las fuentes de energía y de sus efectos. Es así que surge la obligatoriedad del certificado energético para la compra-venta o alquiler de inmuebles, así como el etiquetado energético de electrodomésticos, entre otras medidas. Una opción adicional que se puede tomar, ya sea como particular, pero sobre todo como dueño o administrador de una empresa o instalación industrial, es la de la auditoría energética. Una auditoría energética es un servicio voluntario que los dueños de una casa o los administradores de una industria pueden mandar a realizar, de forma que puedan estar al tanto de las formas en que pueden ahorrar dinero, energía y agua. También se las conoce con el nombre de evaluaciones energéticas. Una auditoría energética permite saber qué mejoras pueden hacerse en una edificación o proceso industrial para ahorrar energía y disminuir el consumo de agua, reducir la emisión de gases invernadero y ahorrar dinero en las facturas de luz o electricidad, calefacción y combustibles. En una auditoría [...]