Ante la crisis energética en Europa hay que buscar soluciones que permitan disminuir el consumo.

En este artículo te explicaremos cómo puedes disminuir el gasto energético al realizar ciertas reformas en tu vivienda que, aunque, ciertamente, implica cierta inversión, valdrá la pena a futuro.

No es un secreto que Europa es dependiente energéticamente de otros países y el precio de la energía viene determinado por terceros países que se aprovechan poniendo altos precios a fuentes de energía no renovable como el gas o el petróleo.

Al final, el bolsillo del consumidor final lleva la peor parte y, posiblemente, ya lo estás notando…

idea luz

 

Reforma tu vivienda ¿Por qué ahora?

En los últimos años hemos notado el encarecimiento de la energía derivada de recursos no renovables y también hemos notado las consecuencias climáticas por el consumo indiscriminado. Aunque muchos se hicieron los ciegos ante la posibilidad de enfrentarse a los diversos problemas del sector energético.

Es por esta razón que no existía normativa alguna que regulara la construcción de viviendas para que resultasen más eficientes a nivel energético. Años atrás, había muy poca preocupación y las viviendas en España se construyeron, básicamente, en función de las necesidades económicas y/o pensando en el confort, sin prestar atención al uso de materiales sostenibles y eficientes.

Y mucho menos en la instalación de sistemas de generación de energías renovables. Es por ello que el parque de viviendas en España es obsoleto ante las necesidades actuales. Más del 80% de las viviendas tienen una calificación energética muy baja. De hecho, se encuentran valorados con las letras E, F o G de la escala energética, las menos eficientes energéticamente.

¡Somos ineficientes energéticamente hablando!

Gran parte de las edificaciones en nuestro país se construyeron previa a la entrada en vigencia de la Norma Básica de la Edificación de 1979.

En dicha normativa se hicieron los primeros intentos para mejorar las envolventes de los edificios y así lograr que resultasen mucho más eficientes a nivel energético. Sin embargo, aunque fue un paso significativo, era un avance muy reducido hasta que, en el año 2006, se introdujo la primera normativa en materia de eficiencia energética a través del Código Técnico de la Edificación.

Es por este motivo que un poco más del 40% de las viviendas, construidas entre 1980 y 2007, tienen algún tipo de aislamiento. Pero como los niveles de exigencia no eran elevados, resulta imposible hablar de altos grados de eficiencia.

Es allí donde se puede entender por qué la mayoría de las viviendas construidas tanto antes del año 79 como las construidas entre los años 80 y 2007, no cuentan con una calificación energética favorable.

Rehabilitación Energética de Viviendas

Una rehabilitación energética es un conjunto de actuaciones que se llevan a cabo en distintas partes de una vivienda.

Se pueden realizar mejoras en las fachadas, cubiertas, pisos y, en general, en las instalaciones de los edificios para minimizar el gasto energético y reducir la factura de la luz.

De manera simultánea con estos cambios se incrementa la confortabilidad de los inmuebles al crear condiciones más gratas en cuanto a climatización.

Una rehabilitación puede ser a gran escala si ésta afecta a toda la estructura. Para lograrlo es indispensable una adecuada planificación y posiblemente una cuantiosa inversión.

En otros casos puede ser de menor magnitud y se consideran solo algunos aspectos puntuales como la fachada, la cubierta o cambios específicos en los sistemas de climatización.

Ventajas de realizar una rehabilitación energética

  • Se reduce el consumo energético
  • Favorece al planeta al disminuir la emisión de CO2 de manera indiscriminada.
  • Ahorro. Permite disminuir la factura eléctrica.
  • Incrementa el valor de las viviendas porque se da una ganancia en calidad de vida y salud que las hará más atractiva comercialmente hablando.

¿Cómo se realiza la rehabilitación energética de un edificio?

Son variadas las actuaciones que se pueden realizar en cada vivienda para lograr el ahorro energético.

Una de las más comunes es mejorar los sistemas de climatización ya que estos son los responsables del 50% de gasto energético en la mayoría de las viviendas.

Realizar la sustitución de antiguos sistemas poco eficientes y colocar aparatos como calderas de condensación, bomba de calor, etc. es una acción que, sin duda, permite bajar notablemente el consumo energético.

Auditoría Energética: el primer paso antes de la rehabilitación

La Auditoría Energética del Edificio es un estudio que permite realizar un diagnóstico de consumo, la distribución y el coste asociado a este gasto de energía.

A través de esta auditoría se obtiene la Certificado de Eficiencia Energética en la cual se detalla su calificación del inmueble.

Es decir, se valora con una letra entre la A y la G, que mide el comportamiento energético del edificio.

También, en la certificación energética, se indica las acciones que se deben realizar para bajar el consumo y mejorar la calificación energética.

¿Qué tipo de reformas se deben realizar?

Una vez se conoce el comportamiento energético de una vivienda, es posible saber cuáles son los puntos débiles de la misma.

Se puede precisar exactamente qué aspectos se deben mejorar para disminuir el gasto energético, algunas de estas actuaciones son:

Aislamiento térmico

La envolvente térmica de un edificio es analizada a través de los estudios previos. Normalmente, es uno de los aspectos que generan un desbalance en la temperatura interna y por ello se requiere de más gasto para efectos de climatización.

Se debe aislar correctamente la fachada y el tejado si así se requiere. Para ello, se usa material aislante y/o se instalan ventanas apropiadas que contribuyan a la adecuada climatización interna.

Estanqueidad

Se deben evitar el paso de las corrientes descontroladas de aire. Si existen fugas a través de, por ejemplo, las rejillas de ventilación, huecos entre ventanas y pared, fisuras en los conductos, el suelo, en los muros o cualquier otro elemento, deben ser corregidas.

En ese sentido se debe sellar los huecos entre pared, ventanas y puertas, así como tapar todas las posibles grietas en paredes y suelos.

Ventilación

Los edificios deben contar con sistemas de ventilación mecánica controlada, para evitar las pérdidas de energía.

Es posible la instalación de un correcto sistema de ventilación natural empleando conductos o rejillas de ventilación mecánica o incluso ciertos aparatos como recuperadores de calor.

Instalaciones

Mejorar los sistemas de climatización (refrigeración y calefacción); así como el sistema de aguas calientes sanitarias es una prioridad en la mayoría de las edificaciones.

Algunas acciones específicas son:

  • Instalar calderas de condensación. Éstas consumen hasta un 20% menos que las calderas estándar.
  • Usar sistemas basados en la Aerotermia mediante bomba de calor aire-agua o instalando un sistema hibrido que funcione de manera más eficiente.
  • Optar por radiadores de baja temperatura con los que es posible ahorrar hasta un 12% de consumo.
  • Instalar sistemas de suelo o techo radiante.
  • Preferir a los sistemas de aire acondicionado con tecnología inverter que rinden más a nivel energético.
  • Emplear sistemas de regulación y control inteligente que permiten ahorrar energía.
  • Instalar sistemas de energías renovable.

Iluminación y electrodomésticos.

Las bombillas LED gastan un 85% menos que los bombillos comunes. Se deben preferir siempre estas tecnologías ante las de mayor consumo.

De igual modo, sucede con los electrodomésticos. Es importante elegir aquellos con una calificación A++.

Ayudas para las reformas energéticas de viviendas

La buena noticia de todo esto es que quienes deciden hacer una rehabilitación energética ¡no están solos!

La necesidad de disminuir el consumo energético es global y no individual, por ello en toda la Unión Europea se están sumando esfuerzos para lograrlo.

De manera que existen diferentes tipos de ayudas para promover la rehabilitación energética de las viviendas.

Tanto los particulares o comunidades de vecinos pueden acceder a ayudas a la rehabilitación de edificios, siendo preciso acudir directamente al gobierno de tu Comunidad Autónoma o a un agente rehabilitador.

Programas de rehabilitación energética

Entre los programas que están en marcha destaca el PREE o Programa de Rehabilitación Energética de Edificios manejado por el IDAE.

Dicho programa proporciona ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes para impulsar a la sostenibilidad en el país.

Las actuaciones que se promueven abarcan:

  • Cambios en la envolvente térmica.
  • Sustitución de instalaciones de generación térmica basados en combustibles de origen fósil por fuentes renovables.
  • La generación eléctrica renovable para el autoconsumo.
  • Implementación de tecnologías de regulación y control.
  • Mejoras en la eficiencia energética en la iluminación.

Otras razones para reformar tu vivienda

Ahorrar en tu factura energética no es la única razón que puede impulsarte a reformar tu vivienda. La mayor motivación es que esto representa un compromiso de sostenibilidad y de responsabilidad con el planeta.

Además, también hay una razón extra y es que los propietarios se beneficiaran al mejorar el precio de venta y alquiler de los inmuebles ya que este se eleva en un promedio del 10%.

De acuerdo a un breve sondeo, los inmuebles similares con calificación energética A presentan un precio más elevado que aquellos que cuentan con baja calificación energética y es lógico pues, por un plazo determinado, por ejemplo, 1 año, el ahorro económico es considerable.

¿Conoces el comportamiento energético de tu vivienda?

Como consejo final es importante tener claro que antes de realizar cualquier reforma para bajar el consumo y pagar menos por tu factura de luz debes saber ¿cómo se comporta tu vivienda a nivel energético?

Te sorprenderá saber que gran parte de los propietarios de viviendas desconoce cuál la calificación energética de la misma ya que consideran que este es un requisito más al momento de vender o rentar un inmueble.

Sin embargo, el certificado de eficiencia energética revela información clave sobre las actuaciones precisas que se deben llevar a cabo para disminuir el gasto energético y es vital tenerlo.

¿Quieres obtener el certificado de eficiencia energética? Contáctanos ahora.

Ofertas Certificados Energéticos