Aislamientos y espesores utilizados desde la CT-79 hasta hoy

escrito por CERTIPRE
A menudo en el proceso de realización de una Certificación Energética nos encontramos con el problema de "adivinar" o deducir si en las diferentes partes de la envolvente térmica se ha colocado aislante térmico o no, y en caso de haberse colocado, qué espesor podemos deducir que tenemos.
 
Para llegar a conocer con certeza y exactamente de qué tipo de aislamiento y espesores estamos hablando tendríamos que proceder a la realización de catas en los cerramientos del edificio, lo cual encarecería muchísimo el proceso de toma de datos de la Certificación y además encontraríamos la oposición del propietario.
 
A falta de esas catas, podemos tratar de obtener información en puntos donde quizás se aprecie el espesor y tipo de aislante utilizado, si lo hay, como son las cajas de los enchufes , cajas de persianas o trampillas en falsos techos.
 
Hasta la llegada de la norma de obligado cumplimiento CT-79 "Condiciones Térmicas en los Edificios" no era usual la colocación de aislamiento térmico, aunque sí se solían construir dobles hojas de ladrillo en fachadas, con cámara de aire interior.
 
Podemos deducir así, que si tenemos que certificar energéticamente un edificio anterior al año 79, casi con total seguridad no tendrá ningún tipo de aislamiento térmico.
 
A partir de los años 80 fue cuando se empezó a colocar de manera obligatoria aislamiento. Los más utilizados desde entonces hasta ahora, con sus conductividades térmicas correspondientes son:
 
- Poliuretano proyectado (PUR): 0,035-0,028 w/m*k
- Poliestireno extruido (XPS): 0,035-0,030 w/m*k
- Poliestireno expandido (EPS)(corcho blanco): 0,046-0,035 w/m*k
- Lana de roca y lana de vidrio: 0,045-0,034 w/m*k
 
Los espesores más frecuentes que se han usado en las diferentes partes de los edificios y en relación con su época de construcción son:
 
- En Fachadas: en los años 80 se colocaban entre 1 y 2 cm de aislante térmico como mucho, durante los años 90 era frecuente que se construyera aplicando 3-4 cm de aislante, se utilizó mucho el poliuretano proyectado.
En los 2000 se comenzaron a usar mucho las placas de XPS, de entre 4 y 6 cm, aunque se siguió proyectando mucho poliuretano por ser un método rápido, de fácil aplicación y sin juntas.
 
- En cubiertas: muy similar a lo colocado en fachadas aunque con espesores ligeramente superiores. En los años 80 ya es fácil encontrar cubiertas con 2 cm de aislante, aunque fue en los años 90 cuando se generalizó el uso de aislantes de entre 3 y 4 cm, casi todos los edificios construidos en los 90 tienen no menos de 3 cm de aislante en cubierta, frecuentemente de poliuretano proyectado al igual que lo que ocurría en fachadas. En los años 2000, antes de la llegada del CTE se siguió con los 3-4 cm aunque aparecieron algunos edificios construidos con 5 o 6 cm en cubierta.
 
- Medianerías vistas: en los años 80 nunca se aislaban las medianerías, era un tema que no se trataba casi nunca y no se tenía en cuenta, en los 90 se continuó con la misma tónica pero se empezaron a realizar proyectados de PUR por las caras exteriores, esta solución es fácilmente identificable en la visita para la toma de datos de la Certificación, por lo que no presenta dificultad alguna. Fue a comienzos de la década de los 2000 cuando se tomó conciencia de las pérdidas de calor que suponían las medianerías y se comenzaron a aplicar aislamientos de 3 cm de espesor,  si bien no se llegó a los niveles actuales en los que se tratan como una fachada más del edificio y los aislamientos son muy superiores.
 
Mención aparte son los tratamientos de los puentes térmicos en las diferentes épocas, pero es un tema tan extenso que requiere la realización de un estudio en profundidad en un próximo artículo.

Te gusta este artículo? Compártelo.