Edificaciones verdes, viviendas de bajo consumo o cero consumo, casas pasivas, sostenibles o ecológicas son términos que están relacionados con la arquitectura eficiente.

Y cada vez es más frecuente escuchar hablar de ellos. Lo cierto es que guarda estrecha relación con la toma de consciencia a nivel mundial sobre el impacto de nuestra huella en el planeta.

¡Enhorabuena! Por fin nos hemos dado cuenta de la necesidad de ser un poco más amigables con nuestro entorno, más allá de solo satisfacer nuestras demandas individuales.

Pero, para ello no es necesario sacrificar el confort y es allí donde entra en juego, de manera inteligente, la llamada arquitectura eficiente.

arquitectura eficiente sostenible

 

¿Qué es la arquitectura eficiente?

A través de la arquitectura eficiente se plantea proyectar y construir edificaciones basadas en diseños con altos criterios de eficiencia energética y sostenibilidad.

Es decir, no se aboca, como antes, únicamente en la estética de las viviendas sino que busca crear espacios bajo un concepto de máximo ahorro energético.

Hablamos entonces de arquitectura sostenible que permita el empleo de técnicas y materiales respetuosos con el medio ambiente.

Además, con la idea de integrar las edificaciones con el entorno natural y así poder minimizar el impacto ambiental reduciendo la emisión de CO2 indiscriminadamente.

Evolución arquitectónica ¿Por qué?

Si analizamos la evolución de la arquitectura podemos notar enseguida que las ideas y principios que rodean las corrientes arquitectónicas están ligados al momento histórico que se vive.

En un principio, las primeras construcciones estaban dirigidas solo a dar refugio. Luego, conforme a las necesidades, las construcciones se fueron adaptando.

Por ejemplo, en la antigüedad, la primera modalidad arquitectónica en desarrollarse fue, esencialmente, la arquitectura militar y así nacen las construcciones amuralladas.

Posteriormente, surge la arquitectura religiosa derivada de la influencia por las creencias hacia los dioses y, luego, en la Edad Media, Moderna y Contemporánea nacen distintos estilos.

Generalmente asociados a los movimientos políticos y sociales predominantes, como sucede ahora con la “Arquitectura Sostenible”.

España y la arquitectura sostenible

La obligatoriedad, desde el 2013, de solicitar el del Certificado de Eficiencia Energética cuando se quiere vender o alquilar un inmueble ha impulsado la arquitectura sostenible en España.

Pero más allá de ser un requisito, se ha despertado un mayor grado de consciencia entre los propietarios de las viviendas por bajar el consumo energético en sus inmuebles.

Bien sea por la necesidad de reducir los costes de la factura de la luz o por los beneficios asociados como el evitar la emisión de sustancias nocivas al ambiente.

La ventaja es que, a través del certificado energético, se pueden conocer los factores que influyen en el aumento del consumo, las condiciones de confort térmico y de calidad del aire, lo que permite planificar reformas concretas.

Principios de la arquitectura eficiente ¿Consejos para lograrlo?

arquitectura eficiente

Para lograr una vivienda eficiente de bajo consumo la primera recomendación es plantearse los objetivos claros desde el principio y contar con profesionales tanto para el diseño como para la ejecución.

A su vez tener presente los principios de la arquitectura eficiente o sostenible, que son los siguientes:

  1. Aplicar técnicas y estrategias para obtener el máximo rendimiento con el menor impacto.
  2. Apostar por materiales de construcción que requieran un menor coste energético y crear entornos que requieran de menor intervención energética.
  3. Preferir la ventilación mecánica por encima de lo sistemas de climatización tradicional.
  4. Establecer los costes desde la planificación del edificio hasta que se acabe su vida útil y trabajar bajo criterios de minimizar gastos.
  5. Garantizar al máximo la salubridad. A través de la arquitectura sostenible se debe dar solución a problemas como la calidad del aire, iluminación y acústica.

Ocho claves para un diseño arquitectónico eficiente

  1. Considerar el entorno y ubicación

La geometría de la edificación debe tener concordancia con su ubicación geográfica de éste, las características y condiciones climáticas de una región.

  1. Correcta orientación

La orientación de la vivienda es esencial para lograr un buen diseño y alcanzar un comportamiento energético eficiente, especialmente si se plantea usar paneles solares para generar electricidad.

  1. Cuidar la ventilación

Se debe buscar el equilibrio interior permitiendo la adecuada renovación del aire y para ello se debe estudiar adecuadamente las condiciones climáticas de la zona.

  1. Envolvente térmica

Diseñar y crear elementos que permitan que la envolvente térmica sea la apropiada, bien sea con la instalación de cornisas, aleros o elementos aislantes en las fachadas.

Debe evitarse la presencia de puentes térmicos, que surgen especialmente en los cerramientos o uniones entre elementos, se debe aplicar las correctas soluciones constructivas.

  1. Acertada distribución

La distribución de los espacios interiores es fundamental. Conviene agrupar los espacios más usados durante el día como la cocina, el salón de estar, etc. en una sola zona e igualmente las habitaciones.

Se puede jugar con la orientación en el interior para aprovechar al máximo las horas de exposición solar.

  1. Selección de materiales

Los materiales deben adaptarse al entorno, preferiblemente, de carácter biodegradable y además deben contribuir con el equilibrio térmico de la vivienda.

  1. Instalaciones de alta eficiencia

Se debe optar por sistemas de instalaciones de alta eficiencia y bajo consumo. En cuanto a la electricidad, es preferible el uso de bombillas LED sumado a un diseño eficiente.

bombillas led

Optar por tomas y grifos con control de caudal. En cuanto a la climatización es recomendable la instalación de sistemas de bajo consumo y con control por estancia.

  1. Energías renovables

Casi todas las regiones de España cuentan con una buena exposición a la luz solar por lo que es una buena opción considerar la instalación de placas fotovoltaicas.

Aunque también existen otras alternativas que permiten el autoabastecimiento energético o por lo menos la reducción de consumo de energías provenientes de fuentes no renovables.

Viviendas cero consumo, viviendas bajo consumo o casas pasivas

Todas tienen un mismo objetivo y es reducir el impacto ambiental a través de la disminución del consumo energético provenientes de fuentes fósiles o contaminantes.

Pero, realmente ¿son lo mismo?, vamos a aclararlo…

Casas cero consumo energético

Una casa o vivienda de cero consumo es aquella que no depende de suministros externos para su correcto funcionamiento. Se caracterizan por producir su propia energía a partir de fuentes renovables.

Es un concepto bastante similar al de casas pasivas o de bajo consumo, solo que estas últimas plantean la “reducción al máximo” de la demanda energética del edificio mediante estrategias de diseño.

Viviendas pasivas, estándar Passivhaus

Una casa pasiva intenta reducir al máximo el uso de energía en general, incluyendo calefacción y refrigeración; en concreto plantea mejoras de hasta un 90% en relación a viviendas tradicionales.

Se conocen como casas pasivas a las construcciones realizadas bajo el estándar Passivhaus, el cual exige una demanda de energía necesaria para calefacción y/o refrigeración menor o igual a 15kWh/m² al año.

A su vez establece que la energía primaria utilizada por la edificación no debe sobrepasar los 100 kWh/m² al año, estos son criterios más rigurosos de lo que establece la CTE.

La certificación PassivHaus es un referente a nivel mundial y nace en Alemania en los años ochenta, con el objetico de reducir la cantidad de energía consumida por una edificación.

Edificios de Energía Casi Nula (EECN)

Los Edificios de Energía Casi Nula (en su acrónimo; EECN) o, en inglés, NZEB (Nearly Zero Energy Buildings), surgen de la iniciativa de la Unión Europea de mejorar rendimiento energético en la región.

Estos edificios plantean un comportamiento energético muy eficiente, orientando a la satisfacción de la demanda energética al empleo de fuentes renovables.

Entonces hay que diferenciar entre un edificio con consumo casi nulo, que es aquel que cuenta con un alto porcentaje de consumo de energías limpias y, por otro lado, los edificios con consumo nulo, que son aquellos que tienen la capacidad de generar la cantidad de energía suficiente para satisfacer su demanda.

Este término se introdujo en la normativa europea a través de la Directiva 2010/31/UE y se estableció la obligatoriedad de que todos los edificios de nueva construcción sean de esta tipología.

Ventajas de tener una vivienda de bajo consumo

      • Ahorro

Indudablemente la principal ventaja de las casas de bajo consumo energético es un menor gasto por facturación eléctrica.

      • Menos contaminación

El gran aporte hacia un planeta más verde se da al reducir la contaminación porque se minimiza la liberación de CO2 a la atmosfera.

      • Durabilidad

Los materiales que se emplean en estas viviendas se eligen bajo el concepto optimizar el equilibrio térmico y además enfocados en la durabilidad para evitar constantes reparaciones y sustituciones.

      • Salubridad

Las casas de bajo consumo se basan en materiales verdes con poco impacto para la salud. Además, al controlar la temperatura y la humedad en el interior, se reduce el riesgo de presencia de moho, bacterias y agentes alérgenos.

      • Amortización de lo invertido.

Ciertamente, los costes de construcción de una vivienda de bajo consumo pueden elevarse pero es una inversión que se recupera a mediano plazo, normalmente en lapsos de entre 5 y 10 años.

¿Cómo construir viviendas con mínimo consumo energético?

Para empezar, se debe dar un gran peso al diseño partiendo desde las reglas más básicas: la puesta del sol (orientación) y su ángulo de incidencia pero también hay que aprovechar la naturaleza a favor.

Se deben plantear soluciones arquitectónicas dirigidas a la reducción de consumo energético sin olvidar el confort dentro de la vivienda.

Realmente, más que hablar de viviendas de bajo consumo es necesario hablar de “Arquitectura eficiente”, es decir diseños que permitan una adecuada integración del entorno, materiales y diseño para crear viviendas cómodas y sustentables.

¿Qué materiales se adaptan a la nueva visión de arquitectura eficiente?

Cada elemento de una vivienda eficiente requiere un análisis específico para la correcta elección de lo materiales y finalmente estos deben actuar de manera integral para alcanzar el objetivo.

Hoy en día la mirada de los arquitectos y constructores se vuelven a los orígenes, por ejemplo, se le presta bastante atención a la madera, las piedras naturales y en general materiales biodegradables.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que durante la extracción y procesamiento de los mismos no se genere un impacto negativo en el planeta.

Es decir, se deben optar por materiales que sigan una “ruta verde” desde su obtención hasta la puesta en obra.

¿Qué pasa con los edificios viejos?

En España se plantea que las nuevas construcciones se diseñen bajo criterios de Edificios de Energía Casi Nula (EECN) de manera obligatoria, pero ¿Qué hay de los edificios viejos?

Es una realidad que la mayoría de las edificaciones en España, tal vez el 70 u 80%, son muy antiguos y no cumplen con los criterios esperados de eficiencia energética.

Siendo bastante factible que la calificación que obtienen al tramitar el Certificado de Eficiencia Energética es normalmente baja.

De ser así, si cuentas con una vivienda con baja calificación energética no hay porque preocuparse demasiado sino más bien es momento de actuar.

¿Qué hacer si tu inmueble no cumple los criterios de eficiencia?

Es posible realizar reformas y posteriormente tramitar nuevamente el certificado de eficiencia energética teniendo en cuenta que dicha reforma debe estar basadas en las recomendaciones del técnico certificador.

¿Desea tramitar el Certificado de Eficiencia Energética?, para ello solo debes contactarnos y estaremos encantados de poder atenderte.

Además, puedes comparar, gratis y sin compromiso, entre las diferentes ofertas de certificados de eficiencia energética.

Ofertas Certificado Energético