Cuando llega el invierno es necesario tener ambientes cálidos y esto puede suponer un gasto extra bastante notable. Es por ello que queremos hablarte de los sistemas de calefacción más eficientes.

En España este es un tema que realmente nos debería importar porque la calefacción representa entre el 30% y el 50%  del total del consumo energético en los hogares.

Esta es una cifra significativa, considerando que puede afectar seriamente el presupuesto familiar por los elevados costes de la energía.

calefaccion eficiente

Sistemas de calefacción más eficientes y limpios para el planeta

Además de un tema de economía hogareña, los sistemas de calefacción más eficientes permiten un trato más respetuoso con el medio ambiente y, sin duda, es una preocupación común la reducción de la huella de carbono para evitar la creciente contaminación del planeta.

En ese sentido, los sistemas de calefacción tienen gran parte de la culpa. Son usados de manera indiscriminada para satisfacer nuestras necesidades pero obviando, en general, el tema medio ambiental.

Por ello, debemos pensar en alternativas más sustentables sin que esto implique dejar del lado el confort. Además, si éstas alternativas nos permiten ahorrar, la idea suena aún mejor.

Evitando el uso de sistemas tradicionales de calefacción se puede reducir la emisión de gases contaminantes hasta en un 26% y este es un gran paso para tener un planeta más amigable.

calefaccion eficiencia energética

¿Cuál es el sistema de calefacción más eficiente?

Es difícil determinar de forma tajante ¿Cuál es el sistema de calefacción más eficiente? porque la respuesta puede variar de acuerdo a distintos factores como:

  • El clima.
  • La ubicación de la casa.
  • Las características propias del inmueble.

Sin embargo, todos los que mencionaremos son más eficientes si se les compara con los que dependen de energía derivada de fuentes fósiles.

Nuestro equipo de Certificado de Eficiencia Energética ha preparado un resumen de las otras opciones que puedes considerar a la hora de pensar en la calefacción de tu vivienda:

  1. Calefacción solar

Utilizar un sistema de calefacción basado en energía solar permite el aprovechamiento de los rayos solares para transformarlos en energía eléctrica o térmica.

En ese sentido, España es uno de los países europeos que puede gozar de un mayor número de horas de exposición solar y eso es bastante beneficioso.

El sol representa una fuente energética de carácter gratuito. No se extingue y lo mejor es que no contamina por que no libera gases dañinos.

No obstante, su efectividad va depender de la ubicación de la vivienda y del clima, por lo que no es recomendable depender exclusivamente de la energía solar sino tener otra opción alterna.

¿Cómo aprovechar el sol para la calefacción de tu vivienda?

La mejor manera de sacarle provecho a este recurso natural es colocando placas fotovoltaicas que te permitan transformar los rayos solares en energía.

Estos sistemas generalmente son de bajo coste y el retorno de la inversión se da a corto plazo por este motivo se ha extendido su uso.

  1. Geotermia para la calefacción de tu vivienda

La energía geotérmica se clasifica dentro del rango de energía renovable y se basa en el aprovechamiento del calor que irradia la tierra desde su núcleo pero; ¿cómo se aprovecha este calor?

Para ello, se necesita de una bomba de calor geotérmica que funciona como una unidad de refrigeración eléctrica. Su trabajo es realizar una transferencia de energía hacia y desde la tierra.

Este sistema se ha vuelto popular en los últimos años como sistema de energía renovable limpia y sostenible aunque, como todo, tiene sus ventajas y desventajas.

La gran ventaja es su eficiencia, con este sistema se puede ahorrar entre un 30 a un 60% en cuanto a los costes derivados de la calefacción. No depende del clima, el mantenimiento del sistema es bajo y no emite ruidos molestos.

Sin embargo, como desventaja, tiene el alto coste de inversión inicial.

  1. Aerotermia como sistema de climatización

Se basa en el intercambio de calor. Para lograrlo este sistema obtiene la energía del aire y la convierte en refrigeración, agua caliente o calefacción que es lo que nos interesa.

Es un método realmente eficiente porque con él se puede extraer hasta un 75% de la energía del aire ¡Nada mal!

Cabe destacar que el término aerotermia engloba todos los sistemas que obtienen la energía del aire. De ellos, el más extendido es el que dispone de una bomba de calor aire-agua.

Un detalle a tener en cuenta es que se requiere de cierto consumo energético para hacer funcionar la bomba, aunque no es demasiado elevado.

Para tener una idea del rendimiento, como promedio por cada kilovatio consumido el sistema puede generar alrededor de 4 kwh de energía calorífica.

  1. Calderas de biomasa

Una caldera de biomasa es un aparato que aporta calefacción o en todo caso puede proporcionar calefacción más agua caliente sanitaria al aprovechar la combustión de desechos orgánicos.

Entre los desechos orgánicos de uso común destacan los pellets, leña, huesos de aceituna y la cáscara de ciertos frutos secos.

Es decir, usa combustible natural por lo que las calderas de biomasa tienen una tasa de contaminación bastante baja por lo menos inferior a otros sistemas.

El rendimiento de estas calderas es entre el 75% al 90%. Como factor en contra tienen que ocupan un espacio considerable en las viviendas.

Además, se debe estar pendiente de no quedarse sin el combustible necesario para su funcionamiento.

  1. Gas natural para la calefacción de tu hogar

El gas natural es uno de los recursos más usados para lograr la calefacción de los hogares en España. Una de las razones es su coste comparado con el beneficio.

De hecho, el gas se ubica entre los combustibles más económicos por encima del gasóleo, el propano y el butano aunque la instalación del sistema puede requerir una inversión considerable.

Pero, a pesar que la calefacción eléctrica suele ser más económica en cuanto a instalación, a largo plazo, no resulta tan rentable por el alto coste de la electricidad en el país.

Como desventaja se debe mencionar que el suministro directo solo se da en ciertas zonas y las más alejadas no pueden gozar directamente de este recurso.

  1. Gas propano

Los sistemas de calefacción que se basan en el uso de gas propano son altamente recomendables para grandes viviendas o poblaciones pequeñas donde no se suministra gas natural.

  1. Gasóleo

El gasóleo empleado para la calefacción es simplemente un combustible que deriva del petróleo y es utilizado como base en los sistemas de calefacción central.

Por el hecho de derivar de fuentes fósiles se ubica entre los sistemas menos eficientes. Tiene un alto coste y además es contaminante.

  1. Calefacción por suelo radiante

El suelo radiante se basa en un sistema de radiadores, es decir, funciona gracias a canalizaciones de una fuente de calor debajo del suelo.

Entre los beneficios que supone es la distribución uniforme del calor y la disminución de la humedad en el piso, sin embargo, puede tener un alto coste.

Pero considerando el ahorro energético que este sistema de climatización aporta hay que destacar que la inversión previa se podría recuperar en breves periodos.

Entre estos sistemas de calefacción ¿Cuál elegir?

Entre estos sistemas hay unos que son mucho más eficientes que otros pero, tal y como señalamos al inicio, su elección depende de varios factores.

Para empezar, la ubicación es fundamental. Si vives en una zona donde el sol te favorece regularmente entonces sería una buena elección la calefacción solar.

Otro elemento a considerar es tu presupuesto. Obviamente, tendrás que elegir entre los sistemas que están a tu alcance y puedas costear.

En todo caso, recuerda que actualmente hay comunidades en las cuales se puede optar por ayudas y subvenciones para incentivar el tema de eficiencia energética.

 ¡No todo el ahorro depende del sistema de calefacción!

La eficiencia y el ahorro no depende exclusivamente del sistema de calefacción que elijas para tu vivienda y te contaremos la razón.

Independientemente que elijas el mejor sistema de calefacción si no preparas tu vivienda para que trabaje de manera conjunta podrías obtener bajos rendimientos.

Existen una serie de reformas menores o acciones que te permitirán mejorar la climatización de tu hogar favoreciendo el funcionamiento óptimo de los sistemas de calefacción, tales como:

  • Sustituir las ventanas

Gran parte del calor de una vivienda se filtra por las ventanas. Por ello, es conveniente instalar aquellas que contribuyan favorablemente con la termicidad.

Se recomienda instalar ventanas eficientes, dando preferencia a aquellas cuya etiqueta de calificación energética sea A o mínimo B.

También se debe cuidar que no exista aberturas entre el marco y el vano de la ventana por donde se pueda generar una transferencia térmica.

  • Aislamiento térmico

Aislar las paredes internas, las fachadas y cubiertas para preservar la calidez en el interior de la vivienda podría traducirse en un porcentaje de ahorro energético cercano al 35%.

Existen distintos mecanismos y materiales que pueden ser usados para este fin. De hecho, otra razón para instalarlos es que estos también suelen funcionar como aislantes acústicos.

  • Mantenimiento de los equipos de climatización

Si no tienes la posibilidad de cambiar el sistema de calefacción por uno más eficiente, procura entonces realizar mantenimiento periódico del que posees.

Esto permitirá que trabaje de forma adecuada, tendrás un mayor rendimiento y esto reduce los niveles de consumo energético de los equipos.

  • Instala termostatos programables

Usar termostatos programables te permitirá mantener la temperatura apropiada, así como encender el sistema solo cuando se requiera.

Recuerda que cada grado que incrementes a la calefacción puede aumentar alrededor de un 7 a 8% tu consumo energético.

Si no hay nadie en la vivienda durante el día, bastará con dejarla a 15º C. No tiene sentido una mayor temperatura si la casa esta vacía durante largas horas.

Las grandes ventajas de los sistemas de calefacción eficiente

Hablar de ahorro energético se traduce en un menor desembolso mensual por concepto de facturación energética y eso es grato para cualquier usuario. Además de este beneficio, también contribuyes con el medio ambiente al evitar el consumo de energía proveniente de fuentes no renovables y altamente contaminantes.

Pero hay más…

Si cambias a sistemas de calefacción más eficientes y reduces el gasto de energía de manera considerable podrás optar por una mejor calificación energética y esto es positivo para tu inmueble especialmente si piensas en un futuro vender o alquilar la vivienda.

Tener un certificado de eficiencia energética con buena calificación energética incrementará las posibilidades de una rápida negociación porque tu inmueble será más atractivo ante posibles compradores.

¿Necesitas saber un poco más al respecto?

No dudes en contactarnos para aclarar todas las dudas respecto a la calificación energética de tu vivienda.

Contamos con profesionales dispuesto a asesorarte con todo el profesionalismo que amerita el tema ¡contáctanos ahora!

Directorio Certificadores Energéticos