Uncategorized

/Uncategorized

Cambios importantes en la normativa de certificación energética

El pasado 3 de junio de 2021 entró en vigor la nueva normativa relativa a la certificación energética de edificios. Se trata del Real Decreto 390/2021, de 1 de junio, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios que deroga el anterior Real Decreto 235/2013, de 5 de abril. Recordemos que este último Real Decreto, del año 2013, fue el primero que obligó, entre otros aspectos, a disponer del certificado de eficiencia energética de un inmueble existente (no de nueva construcción) antes de ponerlo a la venta o en alquiler para que el futuro comprador o arrendatario pudiera conocer el consumo energético de un determinado inmueble y poderlo comparar con otros inmuebles de la zona y optimizar su elección entre un inmueble u otro. La finalidad del normativa era clara: incentivar inversiones energéticas que fomentaran el ahorro energético, y a la vez económico, y contribuir así a la disminución de las emisiones de CO2 del sector de la edificación. Recordemos también que la norma se traspuso en España porque, desde la Unión Europa, mediante Directivas, ya habían introducido el certificado de eficiencia energética. Este nuevo concepto se introdujo en Europa, principalmente, por el problema evidente de cambio climático y porque, desengañémonos, Europa es dependiente energéticamente de otros países y es necesario reducir esa dependencia energética. Igualmente, si es posible que un edificio consuma energía nula o casi nula y además lo haga con energías renovables, por qué no fomentarlo desde la Unión Europea? Todos ganamos. Desde su entrada en vigor se ha hablado mucho del certificado energético. Muchos perfiles profesionales (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos) han visto con buenos ojos la normativa de [...]

Nueva Factura de la Luz. Cómo me afecta? Pagaré menos?

Muchos usuarios están recibiendo estos días cartas de la compañía de la luz informando a sus clientes del cambio de tarifa. El cambio se  produce con fecha 01.06.2021. La nueva tarifa se llama 2.0TD para el cliente doméstico y para pequeños negocios que tengan contratada una potencia inferior a los 15 kw. Las compañías de suministradoras de electricidad les dicen que ya se ocupan de todo, que no se tienen que preocupar de nada, o que miraran la mejor opción según su perfil de consumo. No obstante, las organizaciones de consumidores dicen que ahora es el momento de mirarse bien la letra pequeña para no tener sorpresas desagradables en la próxima factura de la luz. Es decir, si el cliente está en el mercado libre, es el momento de leer bien las condiciones del contrato de suministro de electricidad y averiguar si la oferta que tiene contratada continua siendo la mejor. Tendremos que estar muy atentos a cómo se nos modifica el contrato de la luz porque no todas las comercializadoras tendrán la misma estrategia comercial de trasladar los beneficios al consumidor. Algunas de ellas aprovecharan para generar más beneficios para ellas mismas. Es importante pues analizar mi perfil de consumo para escoger la mejor compañía que se adapta mejor a mis hábitos de consumo y, consecuentemente, me ofrece mejor precio. ¿Qué parte de la factura de la luz cambia? Los cambios afectan a la parte regulada, es decir, a los peajes y a los cargos que representan el 40% de lo que pagamos a final de mes. Los peajes sirven para pagar el transporte y la distribución de la electricidad hasta nuestra casa y los cargos sirven para pagar otros conceptos como las primas [...]