Principales aspectos que inciden en la eficiencia energética

A raíz de la obligatoriedad de la certificación de eficiencia energética para las viviendas que se alquilan o venden.

Muchos se habrán preguntado qué factores influyen para una vivienda sea o no eficiente energéticamente.

En principio diremos que cuanto mayor sea la superficie al exterior de la vivienda, por tanto deberemos de tener en cuenta la anchura de fachada al exterior y la altura, ya que a mayor superficie exterior tendremos mayor posibilidad de pérdidas energéticas, aunque también dependerá del aislamiento de estos muros exteriores así como los cerramientos, teniendo en cuenta para ello tanto los distintos tipos de marcos que tiene nuestra vivienda y los distintos tipos de cristales que montan.

En segundo lugar, la orientación de la vivienda, ya que esto nos hará tener mayor número de horas de sol. Y evidentemente las sombras que nos den en la fachada, que impedirán la radiación solar en fachada.

Tener una buena orientación, puede lograr que no se necesite aire acondicionado o calefacción aunque se encuentre en lugares con temperaturas extremas.

Otro dato importante es la superficie útil de la vivienda y la altura de ella, pues de ahí sacaremos el volumen de aire que deberemos climatizar para tener una temperatura óptima en ella.

También debemos de tener el cuenta tanto en la planta en que se encuentra nuestra vivienda, como los contactos superiores e inferiores, de nuestra vivienda y si son habitables o no. Pues todos tenemos claro que las plantas superiores de una edificación son más cálidas que las inferiores con la misma orientación.

Otros datos muy importante que nos podrá hacer variar la clasificación energética serán, las instalaciones de la vivienda tanto para tener una temperatura óptima dentro de la vivienda y como para que la temperatura del agua sanitaria. Y los que más incide en la calificación que tipos de instalaciones tenemos para ello, así como los años de nuestras instalaciones y sus rendimientos.

Todos estos datos harán que la vivienda obtenga una letra u otra en el certificado. Que irán de A, como la más optima, y según vayamos avanzando en el alfabeto, peor eficiencia energética tendrá la vivienda en cuestión.

Te gusta este artículo? Compártelo.