Inclinación e orientación de los Captadores Solares térmicos

En una instalación solar térmica, la orientación e inclinación de los captadores solares se definirá como la solución de compromiso entre las máximas prestaciones energéticas y la mejor integración arquitectónica.

- Las mejores prestaciones energéticas se consiguen para cada instalación en unas condiciones determinadas de orientación e inclinación.

- La mejor integración arquitectónica se consigue cuando se incorpora el sistema de captación como parte del edificio con los criterios del diseñador.

- En cualquier caso, dos medidas que hay que tener considerar son el Angulo de inclinación y el Angulo acimutal.

En relación con la ponderación de los criterios arquitectónicos y energéticos debería tenerse en cuenta que:

1 - Si los criterios de integración arquitectónica permiten cualquier solución para el sistema de captación, se utilizará el criterio de conseguir las máximas prestaciones energéticas.

2 - En algunas ocasiones las máximas prestaciones y la integración arquitectónica no son criterios opuestos y es relativamente sencillo adoptar soluciones energéticamente optimizadas.

3 - En otras ocasiones las máximas prestaciones no son compatibles con la mejor integración y deberían buscarse soluciones específicas de compromiso.

En general, los captadores se orientarán al sur geográfico. Sin embargo, pequeñas desviaciones con respecto del sur geográfico no afectan significativamente a las prestaciones de la instalación.

En función de la variación, a lo largo del año, el consumo puede ser anual constante, preferentemente estival o preferentemente invernal:

- El consumo es anual constante cuando no cambia a lo largo del año o cuando los valores medios diarios mensuales de consumo varíen menos de ± 25% respecto del valor medio diario anual.

- Se define una instalación solar de uso estival como aquella en la que el consumo de agua caliente durante al menos 4 meses de verano y es superior en un 50% al valor medio anual.

- Se define una instalación solar de uso invernal como aquella en la que el consumo de agua caliente durante al menos 4 meses de invierno y es superior en un 50% al valor medio anual.

Para cada caso deberá estudiarse y justificarse la inclinación óptima de los captadores. No obstante por defecto, la inclinación de captadores respecto del plano horizontal será:

- En instalaciones de uso anual constante: la latitud geográfica.

- En instalaciones de uso estival: la latitud geográfica – 10º.

- En instalaciones de uso invernal: la latitud geográfica + 10º.

Y sobre estos valores pueden admitirse desviaciones de ± 15º.

En cualquier caso y con cualquier distribución del consumo, la optimización de las prestaciones energéticas debería realizarse examinando la sensibilidad de las mismas a variaciones de la orientación e inclinación.

Un dato a tener en cuenta e importante para el posterior dimensionado de la instalación es darse cuenta que en los meses de invierno la radiación solar disminuye de forma bastante considerable, siendo en los meses de verano y más concretamente en el mes de Julio cuando se produce la máxima radiación solar a la que están expuestos los colectores solares térmicos.

Te gusta este artículo? Compártelo.