Eficacia, eficiencia y el futuro de todos

¿Qué es la eficiencia? ¿Qué diferencia hay con la eficacia? El Diccionario de la lengua española dice: Eficacia es la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera." "Eficiencia es la capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado”.

Dadas las circunstancias actuales, la interpretación vulgar de eficiencia energética seria: “Capacidad de disponer de alguien (un Técnico) o de algo (el certificado energético) para conseguir un efecto determinado (alquilar o vender la casa)….”

Yo creo que la eficiencia energética es algo mucho más complejo que la definición anterior y que su objetivo debería ser otro bastante más serio. He asistido a diferentes reuniones y foros con motivo de la inminente entrada de la Ley y las únicas preocupaciones de todo el mundo estaban todas relacionadas con el dichoso certificado. La consecución, confección, gestión, cobro, entrega, responsabilidad, trámites, etc. del papelito parece ser lo único que importa. ¿y que pasa con la vida en el planeta? Perdonen por el bandazo y por irme tan lejos en lo que considero el verdadero objetivo de la eficiencia energética, sin embargo entre medias del papelito y el futuro de la humanidad hay un montón de ideas y objetivos asumibles por todos.     

Deberíamos empezar por estudiar como se calienta o refrigera un edificio, o mejor, como protegerse o ayudarse de las condiciones climatológicas del exterior en cada momento para calentarse o refrigerarse en el interior de manera ecológica, que tipo de máquinas, motores, electrodomésticos se utilizan y como fomentar su uso racional. Alguien sabe sobre el consumo energético de su lavadora, ¿cuantos litros de agua potable y cuantos vatios gasta por cada Kg. de ropa? Averíguelo y podrá comparar este simple dato con la información que dan las lavadoras actuales. ¿Es viable compensar la energía reactiva de un piso? Seguramente no, pero… ¿y del edificio entero instalando la batería de condensadores en la acometida general? ¿Por qué no usar agua reciclada en los inodoros? ¿Por qué las farolas del alumbrado público se encienden todas a la vez?, ¿no se podrían encender por fases o a tresbolillo e ir aumentando en función de la oscuridad?, etc., etc.,

Pues bien, propuestas como los ejemplos anteriores y de las que hay cientos y reflejados en un documento… ¡eso si sería un buen certificado de eficiencia energética de un piso, de un bloque o de una calle!. Y si además certificas cuanto dinero se podrían ahorrar en un año, entonces eres un Sr. Certificador Energético. Y que, por favor, no se quede en un simple…”y cambiando las bombillas y cortando el grifo mientras uno se lava los dientes, pues entonces uno ahorra…”, que esto ya lo sabe todo el mundo.

Empecemos, los técnicos certificadores, siendo serios con nuestro certificado energético y aprovechemos la visita para asesorar correctamente a la gente. Nos va el futuro en ello.

Te gusta este artículo? Compártelo.