La correcta toma de datos

El profesional, por razones obvias, y el usuario, por su propia conveniencia, debe exigir que, al menos, la toma de datos previa a la redacción del Certificado de Eficiencia Energética sea la adecuada para el trabajo que se va a realizar.

Durante la visita obligatoria del técnico se deben estudiar una serie de parámetros que, como mínimo, deberían ser los siguientes:

 

 

·         Fotografías

o   Foto de la fachada principal y otras relevantes.

o   Fotos de todas las ventanas y huecos exteriores de todas las fachadas

o   Fotos o toma de datos de los voladizos y salientes que puedan dar sombra a los huecos

o   Fotos del termo de agua caliente (marca y modelo)

o   Foto del cuadro de mando eléctrico

o   Aparatos fijos de aire acondicionado y calefacción (placas de características)

o   Placas solares y fotovoltaicas

o   Todas aquellas fotos que puedan resultar relevantes a la hora de definir la vivienda, su envolvente y sus elementos particulares.

·         Croquis de la vivienda.- Se dibujará cada planta (las que haya) esquemáticamente acotándose las dimensiones interiores del perímetro completo. El resto de la tabiquería se dibujará solo para identificar las estancias y ubicar los huecos. Se anotarán los muros exteriores, los medianeros, los patios y los que den a terrazas o lavaderos cubiertos y cerrados. Estos últimos deberán acotarse interiormente. Se anotará el espesor aproximado de cada cerramiento exterior. Se acotarán los vuelos de las terrazas y los salientes que protejan los huecos. También se acotara la altura libre en el punto máximo, que suele ser el salón o los dormitorios.

·         Localización de la vivienda en la finca.- Deberá localizarse la vivienda y su orientación en el plano del Catastro, especialmente en el caso de bloques de viviendas. Deberán comprobarse e identificarse los patios y anotar si hay variaciones importantes.

·         Suelos y techos.- Se comprobarán los límites superior e inferior de la vivienda; por arriba si la vivienda tiene otra vivienda o una cubierta, plana o de tejas, o ambas, cuánto de cada una. Por debajo, si está sobre otra vivienda, sobre un sótano, sobre local, sobre el suelo, sobre una cámara, qué proporción de cada cosa. Deben quedar identificadas todas las superficies que delimitan el volumen completo de la vivienda; todas aquellas que separen con espacios interiores del edificio, tales como otras viviendas, locales en funcionamiento, escaleras, ascensores, galerías cerradas, etc. no se tendrán en cuenta. Deberán medirse los cerramientos exteriores, a patios, a locales vacíos, garajes, sótanos no vivideros, terrazas cerradas, lavaderos, etc.

·         Huecos exteriores.- Se acotarán todos los huecos exteriores (sin incluir las cajas de persiana) y se anotará el material de la carpintería, color, calidad, estanqueidad, vidrio simple o doble, dobles ventanas, tipo de persiana, etc. Cada hueco debe quedar identificado en su posición.

·         Datos constructivos.- Sistema de carga, muros o pilares, posible ubicación de los pilares, tipos de cerramiento, comprobar si tienen cámara (si suena hueco). Tomar nota de cualquier observación que se haga de elementos constructivos o datos que pueda aportar la propiedad y que sean fiables.

·         Otros datos.- Cualquier otro dato que pudiera ser relevante para definir el sistema constructivo y las instalaciones térmicas de la vivienda o local.

Sin estos datos es imposible redactar un Certificado de manera legal y ajustada a la normativa vigente y, por tanto, que cumpla con lo exigido tanto a los técnicos certificadores como a los propietarios de los inmuebles.

Te gusta este artículo? Compártelo.