El colesterol de los edificios

La Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002, establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética. Ya posteriormente el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios se aprueba el definitivo Real Decreto.

Cuando en Europa este certificado energético parece ser ofrecido por un profesional como algo normal en España parece que le queremos “quitar o robar” dinero a la inmobiliaria o al cliente que no ve lógico este certificado. Encima el Estado no ha realizado una campaña de información al ciudadano y hay quién vende/alquila viviendas sin su Etiqueta de Eficiencia Energética.

Cuando uno inserta un anuncio de alquiler en una conocida web y está sin su Etiqueta ¿quién es el verdadero culpable? ¿ el arrendatario o la web ? ¿ habrá sanciones para las webs que no exijan dicha información ? Porque el propietario es el verdadero responsable pero al menos en la WEB debería de haber un apartado para saber el nivel de calificación obtenido por ese bien o inmueble. Muchas ya lo tienen pero otras tantas no.

Y quiero advertir desde aquí a los técnicos que tengan cuidado con los copia y pega de las calificaciones dado que el programa que actualmente existe para edificios existentes (no se le puede pedir peras al olmo) y el trabajar sobre una copia existente de una calificación anterior puede y da problemas y es mejor siempre trabajar desde cero. Tardarás 10 minutos más pero tendrás la certeza de que al menos si cometes un error, te habrás equivocado tú y no el programa.

La Eficiencia Energética parece algo técnico e incluso de publicidad o marketing y yo diría más, legislativo. Y además no se entiende para la población en general. Este concepto, yo lo asociaría más al ciclo de la vida de un inmueble y a su buen consumo energético por parte del que lo ocupa. Así que los años “no pasan en balde” y si pasan que sean consumiendo lo más ecológicamente posible ¿cómo ? Reduciendo el consumo de CO2. Si continuamente nos están recordando que debemos de vigilar nuestro colesterol o nivel de azúcar en sangre ¿por qué se nos tiñe de raros si queremos controlar el nivel de CO2 ?

En los supermercados ya hay muchos lácteos que mediante su consumo palían o  reducen nuestro nivel de colesterol. Así que si deseas mejorar tu nivel de CO2  de tu inmueble y reducir el efecto invernadero y por consiguiente el calentamiento global ACUDE a un técnico y sobretodo ejecuta alguna de las medidas que te propone el técnico y aunque no sean de obligado cumplimiento; al menos piénsalas. Gracias.

Te gusta este artículo? Compártelo.