5 consejos para la toma de datos y realizar un buen CEE

Estos son unos pequeños consejos de toda índole para los técnicos certificadores a la hora de tomar los datos en una edificación (y sobretodo para los que no tengan mucha experiencia).

1.- Disponer de los aparatos necesarios: metro extensible, metro láser, cámara fotográfica y brújula digital. Con ello en cuanto se entra en la vivienda además de hacer una inspección visual y hacer fotografías de todas las estancias, fachadas, aparatos de calefacción y aire acondicionado, termos, etc, recomendaría que si no se dispone de plano y aunque la superficie habitable se encuentre reflejada en muchas ocasiones en el catastro, se debe hacer nuestro propio plano y tomar medidas, sobre todo por comprobaciones y porque también nos puede servir a posteriori para realizar la certificación. Y aunque se disponga de plano igual hay que comprobar que coincide con nuestra vivienda y tomar medidas. Vuelvo de nuevo con los aparatos, y me falta por nombrar el más novedoso y del que menos disponen los técnicos por su gran coste económico y es la cámara termográfica. Con esto no voy a recomendar que se compre ya que el coste como he dicho anteriormente es muy elevado, pero ello no supone que sea algo inaccesible, ya que en los colegios profesionales se prestan bajo solicitud por lo que si en algún momento necesitaís hacer una certificación de un edificio complejo en cuanto a envolvente, os animo a que la soliciteís en vuestro colegio. De todas formas como la tecnología hoy en día va a pasos agigantados seguramente le pueda pasar como a las cámaras fotográficas que en poco tiempo han bajado considerablemente de precio.

2.-Después de hacer todas las mediciones (puertas exteriores, ventanas, vidrios, retranqueos, voladizos, altura techos, fachadas…), comprobar las instalaciones existentes y tomar todos los datos necesarios para poder introducirlos en el programa informático.

3.- Tomar las orientaciones de cada fachada

4.- Anotar las características de los edificios que puedan dar sombra a nuestra vivienda. Para ello, a veces es muy difícil hacer las mediciones de distancias, pues puede que no se pueda acceder a la parcela donde se encuentra ubicado el edificio. Os recomiendo entonces que acudáis al catastro y/o google maps donde se pueden hacer mediciones en planta. También se puede disponer de aplicaciones en el móvil que en muchas ocasiones facilitan la resolución de los patrones de sombra.

5.- Analizar los elementos adyacentes a la vivienda, por ejemplo si arriba hay una cubierta o abajo existe un garaje y tomar todas las medidas y características constructivas. No obstante, de todo lo anterior, aconsejo llevar una hoja de notas con todo lo que hay que apuntar. Siguiendo estos consejos seguramente no tendréis problema alguno y no os faltará ningún dato.

Te gusta este artículo? Compártelo.