Blog de CertificadodeEficienciaEnergetica.com

Blog de CertificadodeEficienciaEnergetica.com/

El papel de la certificación energética en la Tercera Revolución Industrial

¿En qué punto del desarrollo de la ciencia y la tecnología se encuentra la sociedad a escala mundial? ¿Y qué consecuencias ha tenido este “desarrollo” en la calidad de vida de las personas y en el impacto que colectivamente tenemos en el planeta? No tenemos otro planeta, ni los recursos para simplemente “mudarnos”. Y sin embargo, la Segunda Revolución Industrial, que ha fundamentado su idea de desarrollo alrededor del uso de combustibles fósiles, ha alcanzado un punto muerto. Ha llevado tan lejos la explotación de nuestro entorno natural que teóricos y especialistas han empezado a crear nuevas propuestas y explicaciones para determinar qué otros caminos existen para nuestra vida como sociedad. Entre las proposiciones teórico-prácticas para tomar un camino diferente y una aproximación más durable para el desarrollo de la sociedad contemporánea, se encuentra la noción de Tercera Revolución Industrial de Jeremy Rifkin. Como en este panorama conceptual y analítico la energía tiene un papel fundamental, en nuestro blog nos ha parecido importante desglosar este concepto y desmenuzar el papel de la certificación energética en el mismo. Lo anterior pues es una idea que pone de relieve dos piezas claves de la actualidad industrial, social y económica a escala global: las redes de información y la energía renovable. El origen del análisis de Jeremy Rifkin Jeremy Rifkin es un laureado autor de diversos libros que bordan la temática del impacto de los cambios científicos y tecnológicos en la sociedad, la economía, el uso y flujo de la fuerza laboral y el medio ambiente. Uno de sus libros y sin duda el más vendido es "La Tercera Revolución Industrial", un texto publicado en el año 2011 y que describe una visión clara y fundamentada de una [...]

La certificación energética en Madrid, ¿cómo se vive la eficiencia energética en una gran capital?

En ocasiones podemos tener tendencia a creer que por definición las grandes ciudades y las enormes aglomeraciones urbanas son poco ecológicas. Que hay más desechos, más contaminación, mayor consumo energético y todo el caos que genera una gran cantidad de personas viviendo juntas en un espacio reducido. Pero ello no es totalmente cierto en términos de eficiencia. Recordemos que el uso eficiente de la energía no se limita ni es equivalente simplemente a ahorrar energía. La eficiencia abarca más elementos y se traduce en obtener más satisfactores con una mínima cantidad de energía utilizada. En ese sentido y de forma quizá sorprendente o paradójica para el pensamiento ecológico, las grandes ciudades como Madrid pueden ser pioneras en la eficiencia energética y mostrar que no todo está mal en términos de relaciones con la naturaleza en las grandes urbes. ¿Eres propietario de un inmueble en Madrid y Buscas la mejor opción de certificación energética cerca de tu domicilio? Utiliza nuestro comparador: Certificado Energético Madrid     Grandes ciudades: desafío energético Las grandes metrópolis y las enormes aglomeraciones urbanas parecen estar liderando el camino en cuanto a sostenibilidad y uso eficiente de los recursos energéticos. ¿Suena incoherente? La realidad es que el tamaño y la densidad de las grandes ciudades ofrecen innegables ventajas económicas, como por ejemplo, son semilleros de innovación y mejora en la productividad. Existen estudios que muestran que entre más amplia es un área metropolitana, su metabolismo se acelera y son cada vez más productivas e inventivas (un ejemplo de estos estudios lo podemos encontrar en este enlace de Pnas.org)   Esta densidad humana también puede tener beneficios en cuanto a la relación con el medio ambiente. Las grandes ciudades pueden ser más [...]

Certificado energético, un elemento más en la construcción de Barcelona como ciudad inteligente

Las concepciones y nociones que atañen al equilibrio entre desarrollo económico, humano y relación con el medio ambiente cambian, se ajustan y van siendo más responsivas a lo que la sociedad y la propia naturaleza exigen. A principios de este año 2017, la NASA ha publicado análisis que muestran que por tercer año consecutivo, el año 2016 ha registrado las temperaturas más altas desde que se llevan récords al respecto. Este solo hecho levanta el nivel de alerta hacia nuestro modo de vida, hacia cómo el uso y abuso que hacemos de los recursos naturales, la forma tan intensa en que nos aprovechamos de combustibles fósiles, nuestros hábitos de consumo, nuestra forma de transportarnos y de entender la vida en esta segunda década del siglo XXI. Ante todo ello, el concepto de ciudad inteligente (Smart City en inglés) también va evolucionando, adaptándose a las demandas y cambios vertiginosos de la sociedad actual. Tan es así que la propia noción de ciudad inteligente está adquiriendo cada vez más importancia y relevancia tanto para académicos como para quienes diseñan políticas a implementar desde la administración pública. A pesar de ello, aún existe cierta confusión respecto al propio concepto de ciudad inteligente y hay términos semejantes que se usan de forma intercambiable cuando no se refieren exactamente a lo mismo. El concepto en sí debe englobar e identificar los elementos que deben constituir a una ciudad inteligente, sus características y su desempeño en comparación con las ciudades "tradicionales". ¿Por qué las ciudades? Si queremos desglosar la importancia contemporánea de la noción de ciudad inteligente es preciso entender, para empezar, porqué hablamos de ciudades. Entender la actualidad y cambios en el concepto de ciudades inteligentes es comprender por qué [...]

La globalización del mercado energético

Al hablar de diversos temas ligados a la energía, es innegable ver un patrón que se repite: la sociedad contemporánea, sus avances, su modo de vida, sus comodidades y desafíos…todo gira en torno al uso y consumo de energía en sus diferentes formas. Este uso de fuentes diversas de energía, la transformación de la misma y su vínculo con la producción de todo tipo de satisfactores vitales es lo que hace para gobiernos en todas latitudes una prioridad el contar con un suministro continuo, constante y confiable de energía al interior de sus fronteras. Sin embargo, en ocasiones no depende completamente de las autoridades nacionales y locales el garantizar que la energía llegue a la población en las cantidades adecuadas y un precio accesible. La industria, la locomoción, las necesidades domésticas, todos estos elementos de la sociedad precisan energía y los mercados energéticos ya no se controlan sólo al interior de las fronteras. Como muchos otros flujos de recursos, la energía es cada vez más un mercado global con aristas complejas y dependencia a las realidades geopolíticas de distintos rincones del planeta. Es en ese sentido que se habla de globalización del mercado energético, y este proceso tiene detalles bastante complejos que conviene analizar a la luz del estudio de la eficiencia energética. ¿Qué entendemos por globalización? La palabra globalización ha estado de “moda” desde hace aproximadamente un par de décadas, sin embargo, la usamos casi como una panacea para explicar problemas, para justificar hechos, e incluso para dar cuenta de las cosas positivas o negativas que suceden a escala política y social. La verdad es que la globalización es sólo una etapa más de la mundialización que empezó a modelar las relaciones internacionales desde [...]

La pobreza energética y su relación con la eficiencia energética

Hablamos mucho de energía. En la sociedad contemporánea hay pocas cosas que sean más necesarias para el funcionamiento eficaz de nuestro modo de vida. Es por ello que la forma en que la usamos pasa a ser de un interés tan elevado, sobre todo de cara a los contrastes al acceso energético que hay en la sociedad actual. Y estas diferencias en el acceso, en la posibilidad de contar con electricidad y combustible, en la posibilidad de pagar las facturas de forma cotidiana, van marcando contrastes que tienen consecuencias muy serias. El simple hecho de no contar con aislamiento térmico y no poder pagar facturas en los meses invernales se traduce en riesgos de salud importantes. Todos estos detalles son los que hacen importante que desde un sitio especializado en eficiencia energética como el nuestro, demos cabida a la discusión sobre la pobreza energética y su impacto en nuestro entorno social cercano y a escala global. Concepto de pobreza energética Podemos entender o definir la pobreza energética como la situación que atraviesa un hogar que no tiene la capacidad de poseer o pagar los servicios energéticos que requeriría para poder dar satisfacción a sus necesidades diarias, o deben destinar un porcentaje muy elevado de su ingreso familiar para poder hacer frente al gasto energético de su propia vivienda. El concepto fue acuñado para comprender de forma cabal el fenómeno de la presencia/ausencia del confort térmico de las viviendas en una situación determinada, pero se ha ido haciendo un uso cada vez más amplio del mismo para comprender fenómenos técnicos y sociales más complejos, incluyendo no sólo la calefacción, sino la iluminación, la producción de agua caliente sanitaria, las instalaciones de la cocina y refrigeración y [...]

¿Cómo influyen los nuevos contadores inteligentes en el gasto energético de nuestra vivienda?

El camino hacia el apoyo real por parte de las instituciones a la eficiencia energética no es para nada sencillo. Tanto a escala comunitaria, regional, nacional y europea, las instancias gubernamentales encargadas de fomentar la eficiencia y el ahorro energéticos parecen en ciertas ocasiones, dar dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás, pues sobre todo no logran explicar sus medidas a la población en general, y lo que debería ser un camino unificado entre la sociedad y sus instituciones, pasa a ser un camino tortuoso de malos entendidos. En esta ruta compleja, el último elemento de polémica entre empresas, instituciones y consumidores, es el denominado "contador inteligente". Los contadores son los dispositivos que permiten llevar el registro de la cantidad de electricidad que consumimos, de forma que las compañías que la distribuyen o que nos la venden directamente, puedan cobrarnos la cantidad adecuada. La situación se ha complicado pues estos nuevos contadores hacen aún más complejo el cálculo de nuestro consumo y prever lo que vamos a pagar periódicamente. Si ya normalmente recibir la factura de luz es fuente de nerviosismo y estrés para la mayoría de los consumidores, este nuevo dispositivo con las confusas explicaciones y justificaciones que lo rodean, no es un remedio sino otro clavo en el camino de la confianza y el trabajo en equipo entre el sector público, privado y consumidor en pro de la eficiencia y el ahorro energéticos. ¿Cómo funciona el contador inteligente? Lo primero que hay que entender del contador inteligente es que muestra una gama de datos mucho mayor y ello hace que nos resulte más complicado entender bien qué tipo de información es la que estamos leyendo en el contador. De hecho, para muchas [...]

Recomendaciones de la Comisión Europea para promover viviendas de consumo energético casi nulo

La eficiencia energética es sin duda alguna la mejor forma que tiene la sociedad contemporánea de enfrentar el problema creciente del uso intensivo de energía que lleva al agotamiento de recursos, a la contaminación de zonas naturales, al encarecimiento de servicios e incluso a conflictos políticos. No hay forma más eficaz de ahorrar energía que utilizarla bien. Es precisamente por ello que la normativa europea se preocupa tanto por enfatizar este carácter estratégico que posee el uso eficiente de las fuentes energéticas. Si bien el consumo energético se da en muchas actividades como la producción de bienes y servicios, el transporte y muchas otras cosas, el consumo en el hogar constituye una importante proporción (aproximadamente el 40%) del consumo energético total de la Unión Europea, y de ahí la gran importancia que se da a la hora promover los denominados inmuebles de consumo energético casi nulo. La legislación, las medidas prácticas, los beneficios impositivos, deben todos enfocarse a lograr que las nuevas construcciones sean cada vez más cercanas a este ideal de consumo mínimo. Es una forma de acelerar el paso para poder alcanzar los compromisos que la propia Unión Europea ha establecido para el año 2020 en cuestión de energía y también de uso de combustibles fósiles, contaminación y convivencia general entre el ser humano y su ambiente natural. Para la Comisión Europea resulta tan importante enfatizar el papel que puede jugar esta “revolución” en el sector de la construcción que en el verano del 2016 emitió cinco recomendaciones que promueven, para todos sus Estados miembros, la edificación de viviendas de consumo energético casi nulo. Como resulta trascendental para el sector completo de la certificación energética, hemos decidido presentar estas recomendaciones y hablar de [...]

¿Se acabará la dependencia energética hacia los hidrocarburos?

Hablar de consumo energético es sin duda alguna hablar de combustibles fósiles. Desde el principio de la era industrial, con sus comodidades sociales y su producción masiva, la fuente primordial de energía para alimentar el motor de la vida moderna, ha provenido de los combustibles fósiles: carbón, petróleo y sus derivados. Es difícil imaginar la forma de vida contemporánea, la manera en que nuestra sociedad produce sus necesidades esenciales sin el consumo de petróleo y otros combustibles fósiles. El nacimiento de la máquina de vapor estuvo íntimamente ligado al uso del carbón como combustible, y la tecnología actual para la producción de electricidad es sobre todo dependiente del petróleo o sus derivados. El gas natural aparece recientemente como la más novedosa de estas fuentes de energía que siguen dependiendo de su combustión para generar energía, ya sea movilizando automóviles y otros medios de transporte, o produciendo electricidad. Sin embargo, la conciencia mundial e incluso algunas razones económicas empiezan a dejar ver que hay alternativas posibles y viables, y que quizás esta dependencia moderna y contemporánea hacia los hidrocarburos y sus derivados no sean tan “eternas” como parecían. Y que una crisis energética a gran escala conforme este tipo de insumos energéticos vayan haciéndose más escasos quizá no se presente. Los esfuerzos en pro de la eficiencia energética y el uso de energías limpias y renovables están cambiando no sólo a la sociedad, sino también a las altas esferas económico-tecnológicas, rediseñando y redibujando el panorama energético mundial. Idealmente, estamos en un momento a escala global (a pesar de las grandes diferencias de aproximación tecnológica y disponibilidad de recursos entre países de diversas latitudes) en que vivimos el punto más alto de consumo energético de combustibles fósiles. [...]

Utilidad del certificado energético en viviendas y locales comerciales

El invierno 2015-2016 fue particularmente cálido, y el verano no se está quedando a la zaga. Las estaciones del año se están desfasando y ello está comenzando a afectar cultivos, mareas e incluso la salud humana. Cuando hablamos de calentamiento climático, ya no estamos hablando de algo que sucederá en un extraño y misterioso futuro lejano, sino en una realidad que empieza a ser cotidiana. Pero aun así, sigue siendo un prejuicio común que la eficiencia energética es un concepto burocrático y lejano que nada tiene que ver con nuestra vida diaria, con la forma en que administramos nuestros gastos, o con la manera en que decidimos hacer una gran inversión. Es por ello, por este desconocimiento que rodea al certificado energético y al propio concepto de eficiencia energética, que en el blog de certificado energético hemos decidido ahondar un poco sobre el tema de la utilidad práctica e inmediata que puede tener para aquellos que buscan alquilar un inmueble (ya sea una vivienda o un local comercial), el simple hecho de contar con el certificado de eficiencia energética, para poder colaborar difundiendo conocimiento que sea certero y ayude a las personas a saber qué uso real tiene este tipo de trámite. El certificado energético está inscrito en los esfuerzos en pro de la eficiencia energética Gran parte de nuestro modo de vida en las sociedades occidentales (y en gran parte del mundo), depende del consumo de recursos energéticos. Desde utilizar el coche particular, el metro, el autobus o el tren para llegar hasta nuestro lugar de trabajo, hasta el uso del portátil o los ordenadores de sobremesa, pasando por el sencillo gesto de calentar el café por las mañanas. Si nos ponemos a pensar, [...]

¿Qué factores inciden en el precio del certificado de eficiencia energética?

Cuando tenemos que hacer trámites, es perfectamente normal que nos preocupen varios aspectos, como por ejemplo, cuánto tardaremos en llevarlo a cabo, los requisitos que nos pueden llegar a pedir y por supuesto, su precio. El caso del certificado energético no es diferente. La mayoría de la gente (sobre todo fuera de las grandes ciudades españolas) aún desconoce las características básicas de este documento, su importancia y sus complejas implicaciones no sólo como sencillo trámite, sino como parte del complejo engranaje que busca modificar los patrones de consumo energético españoles. Si hay desconocimiento respecto a las características e importancia del certificado de eficiencia energética, no es raro que haya una gran cantidad de mitos y falsas ideas respecto al precio de este documento. Es por ello que queremos aclarar varios puntos al respecto, pues un consumidor informado es siempre un mejor consumidor. No perdamos de vista los objetivos del certificado energético ¿Acaso alguien cuestiona la importancia de una partida de nacimiento? No, porque ya estamos acostumbrados a su existencia y a su utilidad. Pero por increíble que nos parezca, pues es algo en lo que no reflexionamos normalmente, no es un papel que siempre haya existido y la forma en que garantiza nuestro derecho a tener un nombre y una identidad, es relativamente reciente. La situación con el certificado energético es que es muy reciente. Los 3 años de existencia (entro en vigor en junio de 2013) no han permitido que la sociedad se acostumbre plenamente a su existencia y que comprendamos colectivamente cuál es su utilidad a largo plazo y su beneficio social. Pero sobre todo es fundamental que no perdamos de vista cuál es la auténtica utilidad y objetivos de este documento. Sí, [...]