¿Es la certificación energética otro "sacaperras"?

Para empezar, la certificación energética en España llega tarde, muy tarde y llega en tiempo de crisis. La gente no vende y ahora se enteran de que para vender, tienen que gastar más dinero aún. Se debe tomar la certificación energética como algo muy serio, no como vía de salida a trabajos para arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros. Las certificaciones energéticas son 100% NECESARIAS

Al igual que yo sé lo que consume mi automóvil, y sé que de vez en cuando tengo que hacerle algunos "retoques" para que la máquina funcione, la vivienda necesita ese mismo cariño.... al fin y al cabo, es donde pasamos la mayoría del tiempo ¿no?

Debemos empezar a concienciarnos de todas estas cosas, debemos saber lo que pagamos por nuestra energía, debemos preocuparnos por lo que contaminamos y empezar a conocer la realidad. Puede que todo ésto parezca simple palabrerío, pero como no cambiemos poco a poco, no muy tarde empezaremos a notar las consecuencias.

Transformar y utilizar de excusa el "es obligatorio" para hacer negocio, es el mayor miedo que debería entrarnos, porque eso es sinónimo de que lo estamos haciendo mal. Tenemos la oportunidad de avanzar en el tema de la energía de nuestros edificios, explorar otras soluciones, otras formas de construir, otras soluciones más económicas.... La mayor parte de nuestros ingresos económicos se esfuman en alimentación y energía.... si reducimos el consumo energético, a aparte de ayudar a lo que nos rodea, pondremos nuestro granito de arena para ser más felices. Certificación energética+ futuro= Ahorro.

Así pues: La certificación energética nace de una iniciativa para fomentar la eficiencia energética en los edificios y nos da información muy valiosa que hasta ahora no se ha tenido muy en cuenta, sobre el consumo energético de nuestros edificios.

El ahorro económico y la reducción de la emisión de gases contaminantes al medio ambiente, es el objetivo principal. En un futuro, será un valor muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar o alquilar un inmueble.

Te gusta este artículo? Compártelo.