¿Cómo afecta el certificado energético a los propietarios?

Nos planteamos la siguiente cuestión, ¿cómo afecta el certificado de eficiencia energética a los propietarios?

Vamos a intentar responder a esta cuestión desde distintos puntos de vista. Primero la abordaremos desde lo que percibimos a corto plazo como realidad. La percepción que tenemos no es otra que para los propietarios de viviendas o locales, supone un sacaperras, un impuesto nuevo, un papel que necesitan como trámite administrativo y nada más.

Siendo a nuestro juicio errónea esa opinión, entendemos que incluso lógica y razonable esa forma de pensar con la información que se dispone, tanto por parte de los propietarios como por parte de los usuarios.

El certificado de eficiencia energética debe suponer un criterio diferenciador, debe suponer un argumento a favor de aquel que salga mejor valorado. Pero no se puede valorar aquello que se desconoce, por eso creemos que la obligatoriedad del certificado de eficiencia energética debería haber ido ligada simultáneamente a campañas divulgativas y explicativas. Cosa que echamos enormemente en falta. Por un lado le quedaría claro al propietario que no es un impuesto, ya que no se abona a la administración y por otro lado los potenciales compradores o arrendadores serían los que pedirían conocer el valor de la calificación, por tanto sería un producto que el propio mercado demandaría. En el momento en qué una inmobiliaria pierda una venta porque el piso que ofrecían tenía una calificación energética inferior a otra competencia, entonces, prestará atención a la calificación obtenida y valorará convenientemente efectuar mejoras que mejoren la calificación.

De cualquier modo entendemos que todavía se está a tiempo por parte de las administraciones públicas en efectuar dicha campaña. Sinceramente no contamos con que se haga, pero mientras exista la posibilidad, esperamos estar equivocados. De lo contrario, el mercado también lo aprenderá, pero de forma mucho más brusca y descontenta. Y seremos en última instancia los propios técnicos certificadores, los que daremos la cara y los que tendremos que esforzarnos por explicar que es el certificado de eficiencia energética y que se puede hacer con él.

Te gusta este artículo? Compártelo.