La calculadora energética de la OCU

escrito por DDAU Arquitectos

Debido a la aprobación del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, de reciente aprobación,  muchos profesionales se han aventurado en el mundo de la calificación energética.

La alta competencia ha producido una guerra de precios, pero ¿Todo vale?

El certificado energético es un documento oficial que debe registrarse en la comunidad autónoma, y que consta de una determinada estructura.

La ley es clara en cuanto a los elementos que componen dicho certificado energético, y por lo tanto tenemos que ser riguroso con su contenido.

El certificador energético no sólo es el encargado de firmar un documento para "cubrir el expediente". Como consumidores se debe exigir que se cumpla con la mormativa en vigor. Para ello el calificador energético debe visitar la vivienda, y comprobar su construcción e instalaciones así como orientaciones y obstáculos. Una vez realizadas las comprobaciones pertinentes realizará los cálculos correspondientes y emitirá un certificado de eficiencia energética y un informe con las posibles medidas de ahorro energético.

Estas medidas nos pueden ayudar a ser más eficientes y no siempre con altos costes. Existen medidas económicas y efectivas.

La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, ha creado una calculadora que permite conocer el coste, el consumo y las emisiones de CO2 de tu vivienda en función de su etiqueta de eficiencia energética y de su ubicación geográfica entre otros factores.

Utilizar ésta calculadora es muy sencillo, tan solo debes rellenar los campos que se piden con la clasificación de tu vivienda, ubicación, tipo de construcción y metros útiles. Aparte de conocer el consumo anual de tu vivienda, podrás conocer el ahorro que supone tener una vivienda más eficiente energéticamente.

http://www.ocu.org/vivienda-y-energia/calefaccion/calculadora/etiqueta-energetica-edificios

Los resultados que se obtienen son muy fáciles de ver, aunque meramente orientativos. La utilidad de esta herramienta está en que si que se pueden valorar de forma aproximada los ahorros entre las distintas calificaciones energéticas posibles en la vivienda.

Te gusta este artículo? Compártelo.