Ventajas de la Iluminación LED

Si te estás planteando cambiar la Iluminación de una vivienda, local u oficina a iluminación LED, pero aún no estás seguro, aquí tienes una lista con las principales ventajas de la iluminación LED:

Menor consumo energético

El consumo energético de los LEDs para producir la misma luz es significativamente inferior al de las lámparas tradicionales. Esto se debe a que, para una misma cantidad de energía eléctrica recibida, el porcentaje de la misma que es transformado en luz, es mucho mayor en los LEDs, de manera que podemos obtener la misma luz, consumiendo una potencia mucho menor (es decir que producen mayor luz por Watio consumido).

Aunque depende mucho del fabricante de LEDs, podemos decir de manera general que las reducciones pueden alcanzar el 65 % en fluorescentes, hasta un 80 % en lámparas halógenas o incandescentes, e incluso un 50 % respecto a las lámparas de bajo consumo. Algunos fabricantes indican reducciones de hasta un 90 % en ciertas lámparas LED.

Eficiencia Energética

La principal ventaja a nivel de eficiencia energética es que al consumir menos potencia durante su uso, también emiten menos CO2.

Por otro lado, indirectamente al no generar tanto calor como la iluminación tradicional, reducimos el uso de ciertos electrodomésticos como el Aire Acondicionado, de manera que por esta vía también reducimos el consumo energético, y por consiguiente las emisiones de CO2.

Reducción factura eléctrica

Como consecuencia directa del menor consumo energético de los LEDs, obtenemos un ahorro a nivel económico que queda reflejado en la factura de la luz. Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), la Iluminación supone alrededor del 10 % de la factura eléctrica, de manera que si sustituyésemos toda nuestra iluminación tradicional por iluminación LED, podríamos obtener ahorros de hasta el 7 – 8 %.

Ventajas Medioambientales

Además del hecho de reducir el consumo energético y las emisiones CO2, existen otra serie de ventajas desde el punto de vista medio ambiental, entre las que cabe destacar las siguientes: No contienen mercurio ni metales pesados, no emiten radiación Infrarroja ni Ultravioleta y el hecho de que su larga duración implica directamente un menor uso de materias primas para su fabricación.

Menor contaminación lumínica

En las lámparas tradicionales se puede llegar a perder hasta un 50 % de la luz producida, generando contaminación lumínica en el ambiente, esto se debe a su falta de direccionamiento de la luz.  Sin embargo, la luz emitida por un LED es luz direccionada, con lo que no se produce una pérdida innecesaria de luz.

Vida útil de los LEDs

La vida útil de los LEDs varía mucho según modelos y fabricantes, aunque de manera general podemos decir que tienen una durabilidad de entre 15.000 y 50.000 horas, lo cual se corresponde con una duración de unos 20 años (para unas condiciones de uso normales). Esta duración puede ser de hasta tres o cuatro veces más que la de una lámpara tradicional (según los productos que se comparen). Con lo cual se reducen notablemente los costes de mantenimiento y sustitución.

Encendido instantáneo

Se obtiene el 100 % del flujo luminoso proporcionado por el LED inmediatamente después del encendido.

Te gusta este artículo? Compártelo.