¿En qué pensaba quien ha hecho la reforma energética?

No sé si han sido políticos o expertos en la materia, pero lo que está claro es que no ha sido buscando el interés general. Parece que los políticos en lo único que piensan es en sus bolsillos y en blindarse una bonita jubilación, sean del partido que sean.  Así vemos a expresidentes y altos cargos, como acaban bien colocados en las empresas eléctricas… ¿será casualidad?

Desde luego, los usuarios siempre somos los que salimos perjudicados y ahora, cuando empezamos a tomar conciencia del ahorro e ibamos aprendiendo como disminuir el consumo en nuestra vivienda, en buena parte provocado por la crisis económica que nos ha obligado a mirar cada céntimo que gastamos y analizar todas nuestras facturas a final de mes, llega esta maravillosa reforma y nos deja cuanto menos contrariados.

En este momento parece más difícil ahorrar en términos de consumo, ya que las empresas del oligopolio eléctrico han “actuado” subiendo el término fijo de 17 a 31 c€/KW y penalizando más a los que intentan ahorrar, por lo que ahora las diferencias que veremos en las facturas si somos unos consumidores eficientes serán mínimas respecto a un consumo normal y donde si veremos una apreciable diferencia será si tenemos una potencia contratada mayor o menor.

En consecuencia, ¿Cuántos de nosotros vamos a contratar una menor potencia aún a riesgo de qué en algunas ocasiones no podamos poner varios electrodomésticos al mismo tiempo? Yo, por supuesto, ya he solicitado a la compañía eléctrica que me cambie la potencia que tengo por una menor. El cambio supone unos 10 euros y según los cálculos podemos ahorrar unos 40 euros al año si hacemos un consumo responsable y no necesitamos conectar muchos electrodomésticos al mismo tiempo.

Espero que los dirigentes se den cuenta de qué es un error, al igual que el decreto sobre el autoconsumo, estamos tirando piedras contra nuestro propio tejado y si seguimos por este camino cada vez vamos a ser más dependientes energéticamente del exterior, lo que con la situación de especial tensión que sufren algunos paises es  cuanto menos preocupante. Además, este tipo de reformas no son otra cosa que un paso atrás en la política energética que se estuvo llevando en España desde hace 15 años, favoreciendo las energías renovables, y que ahora gracias al decreto del autoconsumo han sido condenadas a muerte también.

Te gusta este artículo? Compártelo.