Medidas para combatir el frío en España

Llega Noviembre, y con él el frío, en las cotas más altas de España aparecen las primeras heladas que anuncian que el frío no tardará en llegar al resto de la Península. Aunque España no es un país especialmente frío, recurrimos a medidas, a veces innecesarias, para paliar estas bajas temperaturas.

Nuestros abuelos tenían pocas posibilidades para combatir el invierno, aunque las pocas usadas eran más que suficiente. Hoy en día disponemos de estufas eléctricas, calderas que acondicionan toda nuestra casa las 24 horas del día, pequeños calefactores en cada una de las habitaciones o incluso existen unos aparatos eléctricos que calientan la cama en unos pocos minutos antes de que nos acostemos. Todos estos avances tecnológicos nos ofrecen un alto grado de comodidad frente a cómo afrontaban el frío nuestros abuelos. Ellos sólamente se sentaban alrededor de una mesa que debajo tenía una estufa de carbón, o bien enfrente de la chimenea. También existen otros métodos tradicionales que hoy en día mucha gente no valora como prepararse una infusión y sostenerla, a la vez que se bebe, incluso ponerse 2 mantas si con 1 no es suficiente. Una vez más, desde aergia optamos por utilizar el sentido común. A nadie le gusta pasar frío en casa, últimamente recurrimos encendiendo la estufa eléctrica incandescente que nos aporta calor inmediatamente, pero a nadie le gusta ver que la factura de luz en Enero sobrepasa los 300 euros, ¿es posible que haya gastado 200 euros sólo en calefacción? Sí, es posible. La estufas eléctricas consumen mucha luz, podemos decir que equivalen a un horno, por lo que si las dejamos encendidas durante prácticamente todo el día, a final de mes el recibo subirá mínimo 200 euros.

Lo que está claro es que la estufa complace a todo el mundo, pero hemos de tener en cuenta que usando 2 mantas en lugar de 1, cerrando bien las puertas, sentándose uno al lado del otro, encendiéndola unos minutos y tomando algo calentito podremos combatir el invierno sin tener que desembolsar 200 euros y lo que es más importante reduciremos las emisiones de CO2. Aquí es donde entra en juego la calificación energética de vuestro hogar, si tu hogar tiene una calificación en el Certificado energético alta significará que encendiendo la estufa unos minutos, la habitación se calentará y además mantendrá el calor sin necesidad de volver a encenderla en unas horas; en cambio, si la calificación energética ha sido baja, a los pocos minutos de haber apagado la estufa la habitación estará fría otra vez. La primera casa es más energéticamente eficiente que la segunda.

Desde aergia, empresa especialista en Eficiencia Energética y Certificados Energéticos recomendamos que si las ventanas de tu casa, no cierran bien, porque son viejas, están rotas o son muy finas, las cambies por unas nuevas estancas de doble cristal. Sólo con este cambio, aunque parezca una tontería, ahorrarás en electricidad y además notarás como la habitación se mantiene caliente durante mucho más tiempo.

Si tienen alguna duda respecto eficiencia energética o qué ventanas o qué aislamiento elegir no dude es visitar nuestra web y nos pondremos en contacto para asesorarle gratuitamente y sin compromiso.

Carles Gradolí
Director Técnico de aergia 

Te gusta este artículo? Compártelo.