¿Jardín en la azotea?

Suena a locura, ¿verdad?

Como su propio nombre indica, un techo de césped se hace poniendo tierra en el techo de un edificio y plantando césped en ella.

Como el techo está cubierto con plantas y tierra, se elimina el cambio en la temperatura ambiente, y se puede obtener una vida fresca en el verano y una vida cálida en el invierno.

¿Remodelar el techo para convertirlo en un techo de césped?

Al cambiar a un techo de césped, el problema es la pendiente del techo.

Con un techo de césped, se coloca tierra en el techo y se planta césped, por lo que es deseable que la pendiente del techo sea suave hasta cierto punto para que el suelo no fluya. Se dice que una pendiente del 33% es buena.

Incluso en las pendientes más pronunciadas se puede llevar a cabo el cambio si se instala un retenedor de suelo para evitar la salida de suelo, o si se usa un producto que usa una estera de retención de agua sin usar tierra.

Con respecto a la ecologización de la azotea con un techo de césped, casi no hay restricciones sobre el material original del techo o la forma del techo en sí.

No obstante, dado que el techo de césped debe contener agua en el interior, el peso por área tiende a aumentar y el peso del techo aumenta especialmente después del riego y en días de lluvia.

Por lo tanto, se requieren trabajos de refuerzo durante la construcción, si la resistencia del edificio es insuficiente.

Ventajas de convertir un techo tradicional en uno de césped

Las ventajas son una temperatura ambiente estable debido al alto rendimiento de aislamiento térmico y la mejora del entorno circundante debido a la fotosíntesis de las plantas.

Como se pueden reducir los cambios en la temperatura ambiente, el uso de un techo de césped hace que la casa se enfríe en verano y se caliente en invierno, lo que reducirá el coste de calefacción y refrigeración.

Desventajas de la remodelación

Una de las desventajas es que requiere más mantenimiento que los techos tradicionales de teja.

Para el mantenimiento del material del techo, se requieren remodelaciones como pintura e impermeabilización aproximadamente 20 años para las tejas árabes y aproximadamente 10 años para las tejas metálicas. Pero el mantenimiento para los techos de césped se debe realizar una vez al año, como mínimo.

Esto se debe a que hay que cortar el césped, podar las malas hierbas, reponer el suelo e inspeccionar regularmente el equipo de riego.

Otra desventaja es que el techo está cubierto de vegetación, lo que crea un entorno en el que los insectos pueden vivir fácilmente.

Además, se requiere riego para mantener el césped en buenas condiciones, lo que puede aumentar el gasto de agua. Una medida para minimizar ese gasto sería instalar un sistema de almacenaje de agua, junto con el de riego.

Viviendas tradicionales con techo de césped

En los países nórdicos ya se usan los techos de césped desde tiempos inmemoriales, como por ejemplo los pueblos de Renndølsetra o Røros (Noruega), Saksun o Kirkjubøur (Islas Feroe), o La granja Glaumbær (Islandia).

En Asturias y el norte de León, existen construcciones llamadas "teitos", cuyos tejados son de carrizo, planta gramínea con tallo largo.

Te gusta este artículo? Compártelo.