¿Qué está pasando con el certificado energético?

Cuando nos encontramos a menos de dos semanas de la implantación obligatoria del certificado de eficiencia energética, según refleja la  norma para tal fin Real Decreto 235/2013, de 5 de abril. Según información que obra en las estimaciones propias de GESTON ingeniería & peritaciones, www.geston.net, y de empresas especializadas encargadas en los repartos a los profesionales.

Se han solicitado alrededor de un 5 % de los certificados energéticos obligados para cuales quiera que sea la actividad que refleja el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, alquileres, venta, etc.

Una proporción tan baja nos hace plantearnos a qué es debido. Quizá una insuficiente información de la norma a particulares y/o profesionales, una desidia por parte de los obligados a tener ese certificado de eficiencia energética dado el umbral económico y no sentirlo como algo necesario.

Yo me decanto por una falta de información a unos y otros. Desde las administraciones no se han realizado las campañas divulgativas encaminadas a informar a particulares y profesionales, por lo cual en especial los particulares no son conscientes ni sabedores de la obligatoriedad de la norma que entra en vigor el día 01 de junio de 2013.

Menos aún, los particulares valoran la importancia de dichos certificados energéticos, las etiquetas nos dicen mucho de la vivienda que pretendemos adquirir o alquilar, lo mismo en lo relativo a los locales y a los recintos obligados. El saber el consumo que tiene nuestro inmueble es muy importante, ya que podemos comparar y adquirir uno u otro según veamos nuestras necesidades.

Pero como no podía ser de otra forma la Administración sí que nos ha informado a los profesionales de las cuantías económicas que implica ante una inspección del inmueble por parte del organismo regulador en cuestión.

La carencia de dicho Certificado de Eficiencia Energética ¿están ustedes sentados? Desde 3.000€ y hasta 600.000€, si señores y señoras desde 3.000€, y como suele aplicar la administración “el desconocimiento de la norma no exime de su cumplimiento”

"El Real Decreto determina un régimen sancionador por su incumplimiento y según el grado de gravedad -falta leve, grave o muy grave-, las cuantías de las sanciones van desde 3.000 hasta 600.000 euros", explica Gonzalo Cervera, director general de Tinsa Certify, división de la tasadora que ofrece ya este servicio de certificación. Y añade que el régimen sancionador será de aplicación inmediata. Esto es, a partir también del 1 de junio." (FUENTE: elconfidencial.com)

Creo yo que se debería de preparar una “EFICIENTE” campaña divulgativa encaminada a poner en conocimiento de particulares y de los pocos profesionales que desconocen la norma.

No olvidemos que es obligado para edificaciones anteriores a 2007 y las posteriores que no lo posean del promotor o constructor.

Solo en Aragón, mayor ámbito de Certificación de GESTON ingeniería & peritaciones, más del 90% de las viviendas necesitarán un certificado energético:

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza_provincia/2013/05/09/mas_del_las_viviendas_aragon_necesitaran_certificado_energetico_233444_1101025.html

En conclusión podemos sacar que todos debemos “ponernos las pilas” para difundir y poner en conocimiento de particulares y profesionales de la entrada en vigor del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril.

RAQUEL GARRIDO

INGENIERO TÉCNICO INDUSTRIAL

www.geston.net

Te gusta este artículo? Compártelo.