Cómo afecta tener una buena eficiencia energética

Es de siempre conocida la frase de "cuanto más barato mejor", pero igual de conocida es "la calidad se paga" y en este mundo de los certificados energéticos no iba a ser menos. A menudo me encuentro con clientes que lo único que buscan a la hora de contratar un técnico para que le realice el certificado es que sea el más económico sin importarles el resto de aspectos que rodean todo este trabajo. En realidad no les culpo por ello, porque muchos no saben ni de que trata, lo consideran un "papelajo" más que deben pagar, por lo tanto esta falta de información provoca que no se preocupen de nada más.

Pues bien, todo esto les puede llevar algún día a darles un dolor de cabeza, y digo esto porque hay algo que está muy claro. Cuando pagas menos de 100€ a un técnico cualificado para que realice un trabajo que lleva una serie de horas y de dedicación y más viendo que el certificado de eficieciencia energética comenzó cobrándose a más de 200€ (porque lo vale), hay algo que falla, y ese algo es la calidad. Una persona no te va a realizar el mismo trabajo cobrando menos de la mitad, básicamente porque la hora de trabajo la va a terminar cobrando a menos que lo que cobro yo en la pizzería que trabajo los fines de semana.

Pero el problema viene cuando se lo dices a los clientes y ellos piensan, ¿qué más me da a mi la calidad, si me va a realizar el certificado energético igualmente? Bien, mucho cuidado con ese pensamiento, ya que un certificado hecho de cualquier manera lo que va a suponer es una califiación (letra) peor de lo que en realidad tendría su inmueble, y es posible que dentro de no mucho, el gobierno exiga a los certificados energéticos que tengan una mala calificación realizar una serie de mejoras para aumentar la letra. Y a parte de esto, es que cuando los compradores o inquilinos empiecen a concienciarse y valorar estos certificados, el que lo halla contratado ahorrándose 40€ o 50€ podría llegar a arrepentirse.

Para terminar simplemente me gustaría añadir que el gobierno ya que por fín a decidido aprobar el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, debería dar más información a la gente a través de la televisión o cualquier medio informativo.

Te gusta este artículo? Compártelo.