Importancia de la calificación energética

escrito por Sergio Iturbe

El certificado energético es un trámite obligatorio que mucha gente considera inútil y una mera herramienta del Gobierno para recaudar fondos. Aunque puede tener parte de verdad esta afirmación, ya que el proceso no está regulado como debiera, el conocer la valoración energética de tu inmueble puede ser muy útil si eres capaz de extraer información de ella.

La calificación que se obtiene en la elaboración del certificado energético es en base a la emisiones de CO2/m2 del inmueble certificado. Estas emisiones dependen de varios factores, como son la envolvente del edificio (cerramientos, puentes térmicos, huecos, etc.), las intalaciones del inmueble (calefacción, ACS y refrigeración), la zona climática... Cualquier modificación de estos elementos supone la consecuente variación en la califición energética del inmueble.

La legislación actual establece la obligatoriedad de realizar el certificado energético para la compra/venta o alquiler de una vivienda, pero no establece valores mínimos que se deben obtener en la realización de dicho certificado, salvo para viviendas de nueva construcción. A pesar de ello, bien por el valor añadido que puede aportar a la vivienda el poseer una calificación energética elevada, bien porque el actual o futuro dueño del inmueble esté concienciado acerca del ahorro energético o bien por cualquier otro motivo, es muy habitual llevar a cabo una serie de modificaciones básicas, que se pueden realizar en cualquier vivienda, y que mejoran sustancialmente la calificación obtenida. Todas estas mejoras son fáciles de llevar a cabo (no dependen de la aceptación de la comunidad de vecinos o requieren la realización de una gran obra), generalmente suponen una inversión moderada y un tiempo de retorno aceptable y están también orientadas a mejorar la calidad de vida de los ocupantes del inmueble (lo cual supone una ventaja en la venta o alquiler de una vivienda).

Es muy aconsejable que la calificación alfabética obtenida en la realización del certificado energético sea elevada, ya que el consumo de energía primaria del inmueble está directamente ligado a ella. Por lo que una nota elevada se traduce en un consumo de energía primaria menor y en el consecuente ahorro económico, más aún con la situación energética actual del país. Teniendo en cuenta que en bloques de viviendas la implantación de energías renovables es muy limitada y requiere del consenso de la comunidad de vecinos, parece más adecuado aún el llevar a cabo en la propia vivienda las citadas modificaciones en pos de mejorar la eficiencia energética del inmueble. 

Te gusta este artículo? Compártelo.