Transición energética, energías renovables, cambio climático, calentamiento global y vida sustentable son términos que están presentes a diario en todas partes.

Se habla de ellos en los parlamentos, en las universidades, colegios, foros de internet y hasta en el hogar pero no se trata de una simple moda. Realmente es una gran necesidad.

Y para comprender las razones el equipo de Certificado de Eficiencia Energética ha preparado un recorrido sobre la evolución de la energía y el hombre a través del tiempo y el ¿por qué? de la necesidad de transición energética.

energia vida

Transición Energética ¿Por qué?

La temperatura media mundial en el año 2020 estuvo marcada por un promedio de 14,9 °C, lo que representa una variación de 1,2 °C mayor respecto a los niveles de la era pre industrial (1850-1900).

Y en general la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señala que la década correspondiente a 2011-2020 ha sido la más cálida que se ha registrado desde que se tiene conocimiento.

Este calentamiento global trae consecuencias que van desde la fusión de los glaciares hasta la subida del nivel del mar y esto da paso a la desertificación y aumento de fenómenos naturales extremos.

Por ello son cada vez más comunes huracanes, inundaciones e incendios. Éstas alteraciones del clima pueden causar daños incalculables al planeta y son devastadores para sus habitantes.

El efecto de este incremento en la temperatura va destruyendo a su paso vidas y también los medios de subsistencia que existen en el mundo generando una crisis en sentido global.

Si tú también lo ves igual no hace falta dar más detalles de por qué es tan necesaria la transición energética ¿cierto?

El gran enemigo del planeta: la energía

¿Es la energía quién está detrás de todo este caos?, en gran medida sí, especialmente por el uso irracional y desmesurado de las energías no renovables.

La energía derivada de las fuentes fósiles como el carbón, el gas y el petróleo es la que origina la concentración de los gases efecto invernadero (gei) en la atmósfera. Especialmente por la acción del dióxido de carbono (CO2).

Y, aunque la emisión de CO2 también puede derivar de otras fuentes como la desforestación, es la quema de combustibles fósiles quién lidera la expulsión de CO2 al ambiente acumulando un 60% de la culpa.

Pero hay otra gran realidad que no es posible negar y es que gracias a la energía en sus distintas formas incluyendo la proveniente de fuentes fósiles la sociedad ha podido evolucionar.

Por ello, no ha sido fácil la implementación de energías alternativas renovables que sustituyan a las no renovables de uso extendido y es allí donde nos enfrentamos a un gran desafío.

La energía y su evolución a lo largo de la historia

Cuando se habla de cambios a nivel energético siempre es importante dar una mirada en retrospectiva de sus orígenes y evolución.

Entender la evolución de la energía y su importante papel en el desarrollo de la humanidad nos permite tener una mejor visión de la búsqueda incansable de las civilizaciones por descubrir fuentes de energía.

La necesidad de conseguir soluciones a nivel energético siempre ha sido el motor de las distintas sociedades a lo largo del tiempo y es por ello que, aunque la transición energética parezca todo un desafío, no hay por qué rendirse.

Evolución energética sinónimo de evolución humana

evolucion humana

Uno de los grandes pasos en la evolución humana fue el descubrimiento del fuego, así como su domesticación. Esta hazaña se le atribuye al Homo Erectus quien pobló la tierra entre los años 1.000.000 y 300.000 a.C.

Este hecho permitió, entre tantas otras cosas, que los primitivos pudiesen cocinar sus alimentos y aumentar el valor energético de lo que consumían. Además, también permitió eliminar parásitos, agentes patógenos y toxinas que se encuentran en algunos vegetales crudos. Es decir, en general, mejoró su calidad de vida.

Cronología de la evolución energética

El descubrimiento del fuego marcó un hito en la historia de la humanidad. Pero no bastaba solo con eso, el hombre, como ser inquieto que es también decubrió otras fuentes de energía:

  • En China 2000 A.C se empieza a usar el carbón para cocinar alimentos y conseguir calor en épocas invernales.
  • Un año después de Cristo, también en China, recolectaron y refinaron petróleo como combustible para las lámparas.
  • 200 años después de Cristo, en Europa, se construyen ruedas para emplear el agua de ríos y arroyos como fuentes de energía.
  • Los persas (1000 D.C) fabrican el primer molino de viento.
  • En gran Bretaña (1600-1700) se extiende el uso del carbón para cocinar y posteriormente como combustible.
  • A mediados de 1700 se inventó la bomba para remover agua en las minas y esto permitió la minería intensiva del carbón, así este sustituye la mayoría de los combustibles empleados hasta el momento.
  • En 1820 se explota el primer pozo de gas natural.
  • Diez años después Michael Faraday descubre el electromagnetismo y crea el generador eléctrico.
  • En 1850 se construye el primer pozo de “oro negro” es decir petróleo.
  • Una década después se crea el primer generador de energía solar usando un espejo que refleja la luz.
  • Entre 1800 y 1890 Nicola Tesla aporta el Sistema de Corriente Alterna.
  • Luego en 1892 se emplea energía geotérmica para la calefacción en USA.
  • En 1950 se instala la primera planta de energía nuclear en URSS y muy pronto en norte américa donde ayudan a satisfacer el 20% del consumo eléctrico en ese país.
  • Apenas en 1980 es cuando los científicos empiezan a evidenciar el efecto de los combustibles fósiles en el cambio climático.
  • En el nuevo milenio (20 años después de la alerta), los países empiezan a poner énfasis en energías alternativas, tal es el caso de Japón que construyo en el 2002 un total de 25.000 paneles solares.
  • Europa prohíbe en el 2012 la fabricación de bombillas incandescentes y se empiezan a remplazar por bombillas ahorradores o de tecnología led.
  • En la actualidad tanto en Europa como en el mundo se establecen políticas dirigidas a reducir el consumo energético proveniente de energías fósiles y se insta al empleo de opciones más sustentables.

Energía y revoluciones industriales

Independientemente de las fuentes de donde provenga la energía que usa la humanidad el fin siempre ha sido lograr el avance de las distintas civilizaciones.

Lamentablemente estas fuentes no siempre han sido las más idóneas considerando su impacto en el planeta. Pero, independientemente de ello, han sido útiles para cubrir las demandas de la vida cotidiana también para el progreso.

Las fuentes de energía son las que, de una manera u otra, desencadenaron las primeras revoluciones industriales que transformaron profundamente el curso de la historia.

Primera Revolución Industrial: El carbón y la mecanización

La primera revolución industria se dio finales del siglo XVIII y a lo largo del XIX. Fue el carbón el recurso que permitió el auge de la máquina de vapor.

Antes de la era industrial se empleaba mayoritariamente la madera para encender fuego en hogares, talleres y en el sector fabril existente o se optaba por molinos de agua.

El carbón permitió el gran crecimiento industrial que se dio hasta la mitad del siglo XX y de hecho, en la actualidad, aún se sigue empleando como materia prima para generar electricidad.

La razón por la que el carbón es aun tan popular es su bajo coste pero, lamentablemente, el planeta tiene que pagar un alto precio por su utilización.

Segunda revolución industrial: el petróleo, el gas y la electricidad

busqueda petroleo

Para la segunda mitad del siglo XX el oro negro (petróleo) llegó junto con el gas para posicionarse como las principales fuentes de generación de energía.

Su auge dio paso a nuevos inventos, tales como el motor de combustión interna que permitió propulsar al automóvil y a los aviones.

Además, el petróleo sirve como combustible para el calor y la iluminación. Es la base de lubricantes para maquinarias y también materia prima para una gran cantidad de industrias manufactureras.

Es por ello que, a pesar del paso del tiempo y el negativo efecto sobre el medio ambiente, tanto durante su explotación como en su utilización para distintos fines, aún sigue siendo difícil de sustituir.

Tercera revolución industrial: auge electrónico y surgimiento de las energías renovables

De una manera u otra las fuentes de energía siempre parecen estar ligadas a las revoluciones industriales y se esperaba que la tercera revolución marcaría el impulso de las energías nucleares.

energía nuclear

Sin embargo, por un conjunto de razones como los altos costos de instalación y operatividad de estas centrales, así como el temor a accidentes y sus grandes secuelas mermo el interés por la energía nuclear.

De modo que se empezó a poner énfasis, aunque muy tímidamente, en las fuentes de energías renovables como posible solución al grave problema climático.

Cuarta revolución industrial: la era de la digitalización y ¿la sostenibilidad?

También conocida como la revolución 4.0, se trata de la total automatización de los procesos, las máquinas y el internet de las cosas.

La robótica y la inteligencia artificial son los motores de esta revolución que está sucediendo justo ahora y que promete simplificar muchos procesos.

Pero ¿Qué hay de la energía?, aunque son muchos los esfuerzos por lograr la transición energética este tema parece avanzar bastante lento.

Falta mucho por ver, esperemos que se pueda llamar a esta cuarta revolución industrial: la era de la digitalización y la sostenibilidad.

¡Transición energética, un reto que tenemos que asumir!

Lidiar con el cambio climático es uno de los mayores desafíos con los que se ha tenido que enfrentar la humanidad y nos ha tocado a nosotros ser partícipes de este capítulo de la historia.

La idea es lograr una economía descarbonizada basada, principalmente, en el uso de energías renovables para reducir la huella de carbono en el planeta.

Se tiene como meta en Europa que para el año 2030 se logre que, por lo menos, el 30% del consumo energético provenga de fuentes renovables.

energia limpia

Nuestro aporte a la transición energética

El cambio climático nos afecta a todos por igual y es necesario actuar incluso de manera individual si queremos dejar un mejor planeta a nuestros descendientes.

Aunque el timón lo dirigen los grandes líderes del mundo y son ellos quienes pueden lograr cambios significativos este sentido, no quiere decir que tenemos que quedarnos con los brazos cruzados.

Si cada persona toma consciencia de su papel en el cumplimiento de estos objetivos es mucho lo que se puede lograr a corto y a largo plazo.

¿Por dónde empezar?

Simples acciones pueden permitir que tu consumo energético se reduzca y así disminuyes la cantidad de CO2 que tu vivienda aporta a la atmosfera.

  • Sustituir las bombillas por tecnología LED o de bajo consumo.
  • Concientizarte al momento de usar electrodomésticos así como apagar las bombillas cuando no sean necesarias. Además, luz que apagas, luz que no pagas. ;)
  • Mantener en óptimas condiciones los equipos de climatización para aumentar su rendimiento.
  • Mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda.
  • Instalar termostatos para evitar el uso inadecuado de los equipos de climatización.
  • Optar siempre por equipos con etiqueta de eficiencia energética A o B.

Calificación Energética de tu vivienda

Pero si deseas participar de una manera más activa podrías fijarte en tu calificación energética y si no es la más satisfactoria intenta mejorarla.

Normalmente, en el Certificado de Eficiencia Energética el técnico certificador establece las pautas que pueden llevarte a elevar la calificación energética de tu inmueble.

Puede tratarse desde acciones simples hasta reformas un poco más complejas pero que, finalmente, te permitirán ser parte de la transición energética de una forma más participativa.

Recuerda además que una alta calificación energética se puede traducir en beneficios económicos e incluso son muchas las ayudas que se están ofreciendo para quienes quieren colaborar con la reducción del consumo energético proveniente de fuentes no renovables.

Si tienes dudas o deseas mejorar la letra de tu calificación en el certificado de eficiencia energética ten presente que aquí puedes conseguir el asesoramiento que necesitas.

Además, podrás elegir entre los perfiles más selectos y cualificados al momento de cumplir con la documentación y realizar los trámites relacionados con la certificación energética.

Directorio de Certificados Energéticos