Cubierta verde, una solución de futuro

¿Qué es una cubierta verde?

Una cubierta verde no es más que la cubierta de cualquier edificación tapizada con especies vegetales. 

De forma natural existen multitud de plantas que colonizan nuestras cubiertas, (ej. Sedum spp.). Siguiendo ese modelo se utilizan especies vegetales adaptadas a las condiciones locales para su realización.

¿Para qué una cubierta verde?

Con la población mundial en crecimento exponecial, y unas ciudades cada vez más pobladas, se necesita una transformación que las convierta en lugares más vivibles y naturales. La gran concentración de CO2 que se produce en ellas y la falta de ecosistemas naturales generan unas condiciones de vida muy alejadas de las óptimas.

En un entorno urbano, con cubiertas verdes, producimos un aumneto de la biodiversidad que se traduce en ciudades más vivas y equilibradas. 

Del mismo modo, las cubiertas verdes no solo son sumideros de CO2, sino que generan un aislamiento sobre el edificio, que contribuye de forma notable al ahorro energético.

Otro punto de vista no menos importante, es el estético. Para muchos, lo único que puede añadirse a las ciudades para mejorarlas es naturaleza, y es que aún, en nuestro subconsciente perdura una sensación de bienestar que nos llena cuando nos vemos rodeados por naturaleza, y la visión de un entorno urbano rodeado de parques, árboles, y edificios verdes, nos genera una sensación estética positiva.

¿Qué tipo de cubierta podemos encontrar?

En cubiertas verdes, podemos encontrar desde las cubiertas más sencillas y desprovistas de mantenimiento, como las de Sedum, hasta cubiertas que son verdaderos jardines en azoteas practicables.

Para cada edificio, existe una necesidad y una solución. Existen cubiertas que apenas necesitan un mantenimento anual de escarda de las plantas que no deseemos, y otras que al ser un jardín, necesitarán el mantenimiento preciso para el paisaje que hemos proyectado.

Concluyendo

Añadir naturaleza a las ciudades es hacerlas más vivibles, más sostenibles, estéticamente más bellas, y en definitiva mejores. Las cubiertas verdes, son una herramienta que no ayudará a construir las urbes del futuro.

Te gusta este artículo? Compártelo.